Las reuniones de empresa saturan los restaurantes segovianos

La gran mayoría de los centros hosteleros de la ciudad presentan en estas fechas un lleno a las horas de la comida

373
Muchos segovianos por estas fechas se reúnen en torno a una mesa para festejar las navidades. /kamarero
Publicidad

Cada año por estas fechas, quien más quien menos se encuentra ante la tesitura de tener que reunirse con los compañeros de trabajo fuera de la oficina. Son las tradicionales comidas o cenas de empresa que se celebran en las semanas previas a la Navidad y que sirven para estrechar lazos y confraternizar con aquellos con los que pasamos muchas horas a lo largo del día.

Estas suelen ser la mejor forma de dejar de lado un poco las propias obligaciones laborales y pasar un rato de dispersión en un ámbito poco habitual. Muchas veces son las propias empresas las que organizan estos eventos, pero sino cada vez son más los grupos que deciden salir de los centros de trabajo y celebrar la previa de estas fiestas navideñas juntos en torno a una mesa y un ambiente mucho más distendido en el que poder estar de igual modo mucho más desinhibido que en el propio centro de trabajo.

El puente de la Constitución ha pasado, pero los restaurantes de Segovia continúan saturados, hasta arriba de trabajo, no solo para hacer frente al volumen de trabajo diario, sino que a ello se le suma la labor para albergar una gran cantidad de comidas y cenas de empresa.

Si preguntas a los propios hosteleros ellos aseguran que la mayoría de convites de empresa se producen por la noche y se concentrarán en dos fines de semana, especialmente. El problema es que todo el mundo quiere organizar la comida o cena de empresa el fin de semana del 13-15 o 20-22 de diciembre, saturando los establecimientos. Cuando el propio restaurante se queda sin sitio para albergar cenas, los hosteleros aseguran que muchos optan por pasarse al turno de comida y otros persisten en buscar otra fecha en la que poder hacer esta reunión en torno a una mesa a la hora de cenar para luego poder alargar la noche.

En los últimos años se ha producido un repunte de comidas y cenas de empresa. La crisis económica de 2007 barrió por completo esta costumbre y las empresas no pudieron asumir el coste y aunque descendió alarmantemente el volumen de comidas, la cuenta empezaron a asumirla los propios empleados, logrando no perder la tradición, pero desde 2015 volvieron a celebrarse en masa y ha día de hoy vuelve a ser un tradición.

Desde la Agrupación Industrial de Hosteleros Segovianos, su presidente Roberto Moreno asegura que diciembre es un buen mes para el sector a nivel de facturación. Por otro lado, ha destacado el precio medio por comensal, que se sitúa en la horquilla de los 25 a 30 euros. “Podemos encontramos menús exquisitos a un precio razonable. Incluso me atrevería a decir que es relativamente barato. La gente apuesta por la comodidad y que se lo den todo hecho”, señala.

El presidente de la patronal incide en la importancia de que los restaurantes puedan ofrecer menús variados y accesibles a todos los bolsillos. En su propio negocio reconoce que desde hace más de un mes tiene reservas para estas fechas y que no suele tener ni una sola mesa disponible.

Sin tener datos absolutos, los datos que se manejan del número de mesas reservadas es muy bueno. Casi lleno con un porcentaje de reservas que superaría el 70 por ciento a partir de este fin de semana, según la estimación de la patronal.

Calidad y productos locales Muchos, por no decir todos son los restaurantes de Segovia que ofrecen y van a ofrecer a lo largo de todo el mes este tipo de cenas y entre las ofertas gastronómicas que ofrecen en todas se repiten dos cosas que son indiscutibles como son la calidad y los productos locales.

Los restaurantes segovianos están concienciados en no perder sus señas de identidad, es decir, continuar ofreciendo una comida sabrosa usando productos de la tierra, que tanto gustan a la gente.

Segovia cuenta con una gran oferta de restaurantes que ofrecen un servicio completo y de calidad para celebrar este tipo de eventos. En el Restaurante Casares señalan que tienen hasta la bandera el comedor durante estas fechas, dando servicio a más de una centena de personas de media en cada servicio. “Un día gordo podemos llegar a atender a más de 300 personas”, indican.

En su oferta entra desde un menú típico segoviano con cochinillo asado, menús al gusto y menús para grupos donde uno tiene a su disposición hasta 18 menús diferentes, que van desde los 25, hasta los 40 euros, dentro de su propuesta de comida tradicional con fusión.
Caso similar se puede encontrar uno en el Restaurante El Bernardino, que ofrece hasta cinco menús que van de los 20 hasta los 70 euros, el más caro de ellos.

Estos dos son claros ejemplos de los que remarca el presidente de la patronal de hosteleros: “Menús asequibles para todos los bolsillos con una gran carne o pescado de plato principal”.

Balance positivo Tan solo con las reservas que hay actualmente desde la AIHS ya se aventuran a hacer un balance más que positivo hasta el momento y se espera que este sea todavía mejor cuando acaben las navidades. Los hosteleros se han preparado para estas fechas y han reforzado sus plantillas para hacer frente a la demandada por como indica Roberto Moreno “el frío no le importa a la gente, pero como haya sol va a ser como un regalo porque se van a lanzar a las terrazas y los bares porque si hace buen tiempo todos quieren salir a la calle. Hasta ahora todo es positivo, pero si el tiempo acompaña todo va a mejorar”.