Publicidad

Las residencias que Apadefim Fundación Personas mantiene en La Lastrilla y Cuéllar mantienen la normalidad desde las severas medidas de prevención y la más estricta atención profesional tanto desde los servicios sanitarios como sociales, vigilantes siempre ante la posibilidad de la aparición de algún caso de la enfermedad.

El presidente de Apadefim Maxi Viloria, explica a través de un comunicado oficial que hasta la fecha se han registrado tres fallecimientos por coronavirus “de personas que, perteneciendo a la entidad, estaban en ingreso hospitalario”. Asimismo, precisa que los fallecidos eran “personas de edad avanzada y que presentaban otras patologías añadidas”, pero lamenta las pérdidas humanas y señala que la asociación “ha apoyado a las familias en todo momento”.

Por otra parte, señala que la situación actual del ámbito residencial de la Fundación Personas “está cubriendo las necesidades integrales de nuestro colectivo, con contínua adaptación a cada necesidad”.

“Nuestra prioridad es dar la mejor atención de calidad a todos nuestros residentes –explica Viloria- y sus familias, y enfocamos nuestro esfuerzo minuto a minuto en su bienestar físico, psicológico y en las mejores condiciones de higienes, contemplando de forma integral a cada persona”.

Por otra parte, valoró  la labor de los profesionales de los centros residenciales, que están haciendo un esfuerzo “extraordinario en circunstancias excepcionales, por lo que queremos manifestar nuestra gratitud, apoyo y admiración en todo momento”.

Algunas familias han optado por llevarse a su casa a residentes para vivir este periodo de confinamiento más cerca de sus familiares, por lo que desde Apadefim se pide a la ciudadanía “comprensión” para las necesidades terapéuticas especiales que tienen las personas con discapacidad  intelectual , y “si los ciudadanos ven paseando a personas acompañadas no interfieran negativamente y se hagan cómplices de la situación”.