Las piscinas municipales finalizan el verano con buena nota

El Laboratorio de la Diputación de Segovia ha reconocido el "gran esfuerzo" en minimizar el impacto de la COVID-19

El Laboratorio de la Diputación de Segovia ha destacado el esfuerzo desarrollado por las piscinas públicas municipales segovianas en minimizar el impacto de la COVID-19, en una aplicación del protocolo que, consideran, ha sido la adecuada.

El informe del control del agua en las piscinas públicas de verano ha tenido como punto de partida un control sanitario de 24 piscinas públicas de la provincia por parte del citado laboratorio, que durante la campaña 2020 elaboró un protocolo encaminado a minimizar los riesgos de transmisión de la Covid-19.

De este modo, el informe quiere destacar el “gran esfuerzo” desarrollado por estas piscinas para la aplicación del Protocolo elaborado por Prodestur para proporcionar un ambiente seguro y saludable en las instalaciones de cada piscina.

Tanto es así que la campaña se ha desarrollado con normalidad. En una nota de prensa la Diputación menciona que “sin apenas incidencias reseñables más que par de actuaciones puntuales respecto a los parámetros microbiológicos que fueron resueltas casi de manera momentánea”. Además, ninguna de ellas ha recibido ningún expediente sancionador durante esta temporada.

En el procedimiento se recogían las normas para el uso de las instalaciones, detallando los procedimientos de limpieza, la desinfección, el control de accesos, aforos máximos permitidos, medidas higiénicas y medidas adicionales en el tratamiento del agua de los vasos.

Esta temporada estival, las piscinas de muchos pueblos tuvieron dificultades para abrir sus puestas y, finalmente, algunas se decidieron por no hacerlo. Son 24 las piscinas públicas municipales que sí han abierto en la provincia durante el verano, un número que se ha visto reducido aproximadamente a la mitad respecto al pasado año debido a la situación generada por la COVID-19.