Las piscinas de la provincia, libres de Covid-19

A ninguna de las 24 testadas por la Diputación se le abrió un expediente

El laboratorio de la Diputación Provincial concluyó el informe del control de agua de las piscinas de verano públicas cuya gestión tiene encomendada por muchos municipios de la provincia y otras entidades.

Durante la campaña 2020 la institución se encargó del control sanitario de 24 piscinas públicas de la provincia. El número se ha visto reducido aproximadamente a la mitad respecto al pasado año debido a la situación generada por la Covid-19.

Desde el organismo autónomo Prodestur se quiso destacar el gran esfuerzo desarrollado por estas piscinas para la aplicación del Protocolo elaborado por Prodestur para minimizar el potencial de transmisión del Covid-19 y proporcionar un ambiente seguro y saludable en las instalaciones de cada piscina ya que ninguna de ellas ha recibido ningún expediente sancionador durante esta temporada.

Un protocolo de uso

La preocupante situación sanitaria de este año había llevado a Prodestur a elaborar un documento en el que se recogían las normas para el uso de las instalaciones, detallando los procedimientos de limpieza, la desinfección, el control de accesos, aforos máximos permitidos, medidas higiénicas y medidas adicionales en el tratamiento del agua de los vasos. Con todo ello se pretendía minimizar los riesgos de transmisión de la Covid-19.

La campaña se ha desarrollado con normalidad, sin apenas incidencias reseñables y solo se señala la presencia de un par de actuaciones puntuales respecto a los parámetros microbiológicos exigidos en el RD 742/2013 que fueron resueltas casi de manera momentánea siguiendo los protocolos de actuación que proporciona el Laboratorio de Prodestur.

Toma de muestras

Para facilitar el trabajo al personal responsable de la piscina, se les ha facilitado también los formatos para los registros pertinentes en cada uno de los ámbitos a controlar (productos químicos, parámetros de control de rutina, limpieza y desinfección, accesos…), además de la cartelería que señala las normas a seguir para la prevención de contagios.

Además, como en años anteriores, Prodestur se ha encargado de realizar la toma de muestras y análisis correspondientes exigidos; de la elaboración, actualización y mantenimiento del Protocolo de Autocontrol de la Piscina y de volcar los informes de resultados en una plataforma de información de piscinas llamado ‘Siloé’, sistema de información sanitario implantado a nivel nacional, en el que se recogen y procesan los datos de las piscinas de uso público que están operativas en España. Una vez procesada la información, la plataforma genera avisos que sirven para la detección y prevención de riesgos en el uso y disfrute de las piscinas municipales.