Miguel Martín Gómez lee el manifiesto del Día de la Parálisis Cerebral. / KAMARERO
Publicidad

Decenas de personas, entre ellas políticos de varios partidos y representes institucionales, se dieron cita ayer ante el ‘Árbol de los deseos’ para dejar mensajes de apoyo a las personas con parálisis cerebral.

La instalación, situada en la avenida del Acueducto, junto a la iglesia de San Clemente, fue rodeada de mariposas de papel, simulando la cantidad de ‘alas’ o medidas urgentes que han aplicarse para que las personas con parálisis cerebral y enfermedades raras afines logren acceso a los servicios y a una vida plena para que sus derechos se hagan efectivos. Así lo han explicado representantes de Aspace Segovia que han organizado estas actividades con motivo de la celebración del Día Mundial de la Parálisis Cerebral, una lesión con la que viven 120.000 hombres y mujeres en España. De forma paralela a la campaña nacional #DaleLaVuelta, que apela a empatía de la sociedad, la asociación provincial ha diseñado y lanzado #DameAlas que llama a los segovianos a descubrir las necesidades de las personas con parálisis cerebral, y a unirse en la lucha por la defensa de sus derechos y la protección de su libertad.

El joven Miguel Martín Gómez, en representación del colectivo de afectados, dio lectura a un manifiesto en el que se denuncia que existe “un notable abuso” de la incapacitación judicial de personas con parálisis cerebral, un “mecanismo erróneo de protección bajo la óptica de paradigmas caducos de la discapacidad, que requiere una labor de sensibilización para preservar al máximo las capacidades de la persona mediante medidas como el acompañamiento social para la toma de decisiones y la curatela”.

Aspace también recrimina los problemas de accesibilidad que sufren en Segovia y que imposibilita la participación en actividades culturales y de ocio. El colectivo de afectados pide la coordinación entre los servicios sanitarios y los de atención social y especial protección a la mujer con parálisis cerebral.