Jubilados Pensionistas Mayores KAM6431
La mayor parte de personas beneficiarias de este complemento son mujeres. / KAMARERO

La provincia de Segovia duplica el número de pensiones con ayuda por brecha de género. En concreto, solo en este último trimestre han aumentado un 124 por ciento. Así, se convierte en el segundo territorio de la región que ha registrado un mayor incremento, solo por detrás de Valladolid.

Según se indica en el portal digital de la Seguridad Social, la ayuda por brecha de género en las pensiones “sustituye el complemento por maternidad” y, en suma a ello, su propósito es “reparar el perjuicio que han sufrido a lo largo de su carrera profesional las mujeres” que han asumido la tarea del cuidados de los hijos.

De esta forma, desde junio se han abonado un total de 399 prestaciones, mientras que en el anterior trimestre solo figuraron 178. Por otro lado, el importe medio ha sido de 65 euros, una cifra que varía según el número de hijos que tenga la persona receptora de esta ayuda. Así, las ayudas concedidas en la provincia de Segovia suponen el 0,62 por ciento del total de pensiones con ayuda por brecha de género concedidas en el país.

El conjunto de Castilla y León ha experimentado un crecimiento del 111 por ciento de la concesión de este complemento y anota un total de 5.013 prestaciones desde junio, con un importe mensual medio de 55 euros.

Por provincias, Valladolid lidera el incremento el último trimestre, con un 137,9 por ciento; le sigue Segovia, y, tras ella, León, con un 122 por ciento; Ávila, 105,4; Soria, 101,6; Zamora, 97,1; Burgos, 94,2; y, por último, Palencia, con un 89,2 por ciento. Salamanca no dispone de datos.

El complemento en pensiones contributivas por brecha de género se puso en marcha el pasado mes de febrero. Tras entrar en vigor, se han tardado al menos dos o tres meses en empezar a abonar el complemento. Por ello, aún se están tramitando las solicitudes atrasadas, que optarán a la remuneración correspondiente al periodo de espera.

El importe concedido a las personas beneficiarias parte de una cuantía fija de 378 euros al año por hijo, hasta máximo cuatro. Una cantidad que se abona en 14 pagas, por lo que una mujer con un hijo puede sumar un total de 27 euros en la pensión y, por otro lado, si tiene dos hijos, contará con 54 euros más al mes.