Inicio de la procesión con la imagen de San Mateo en andas el año pasado. / E. A.
Publicidad

Las fiestas del barrio de Nueva Segovia, en honor a San Mateo, se centrarán este año en los actos religiosos; es decir, misa solemne y procesión con la imagen del santo, ya que las peñas no han conseguido formar una comisión de festejos. Como novedad, por primera vez en muchos años la parroquia no organizará la popular judiada en la que se repartían más de medio millar de raciones de alubias entre los asistentes.

El presidente de la Asociación de Vecinos ‘San Mateo’, Francisco Fernández-Caro, ha comentado que se han celebrado hasta tres encuentros con representantes de peñas sin que se haya alcanzado un compromiso para poder organizar el programa festivo.

Ya el año pasado el barrio estuvo a punto de perder sus fiestas de septiembre y solo con el apoyo de establecimientos hosteleros de la zona, algunas peñas y la colaboración de la asociación y la parroquia llegaron a celebrarse dos únicas jornadas festivas, el primer fin de semana de septiembre.

Para este año, Fernández-Caro ha explicado que, además de la misa y la procesión, con acompañamiento de dulzaina y tamboril, la asociación de vecinos y la parroquia ofrecerán al término de esta última un refresco con productos como limonada, chorizo y jamón.

Desde la parroquia han declinado organizar este año la judiada “porque los responsables se van haciendo mayores y hay que comprar los productos, prepararlos, repartirlos y no se ha producido el necesario relevo generacional, o al menos un mayor apoyo por parte de las nuevas generaciones”, explica el presidente de la asociación.

En su lugar este año ha cogido el relevo en el aspecto gastronómico la Cofradía de La Flagelación, que tiene su sede en la parroquia de La Resurrección del Señor de este barrio segoviano pero con personalidad jurídica independiente de ella. Así, con el objetivo de recaudar fondos para su paso de la Semana Santa de Segovia, se ha propuesto organizar una paella cuyas raciones se ofrecerán a cambio de un donativo.

Desde el colectivo vecinal no esconden su pesar porque las fiestas de uno de los barrios con mayor población puedan desaparecer irremediablemente si las peñas no dan un paso al frente el próximo año.

El Ayuntamiento de Segovia, cuando en 2018 todo indicaba que tampoco habría actividades festivas, salvo las religiosas, patrocinó en Nueva Segovia un concierto conjunto de Nuevo Mester de Juglaría y la Banda de Música de Coca.

La alcaldesa, Clara Luquero, ha comentado esta semana que esa contribución fue especial por el cincuenta aniversario del grupo de folk segoviano, aunque no descarta otras colaboraciones en años venideros.

Por otro lado, hay que recordar que la asociación de vecinos, una vez que sus responsables comprobaron que las peñas no iban a organizar un programa festivo para septiembre, decidió, en consenso con los peñistas, destinar los 5.800 euros reservados inicialmente para las fiestas de San Mateo a celebrar una verbena el pasado mes de junio, coincidiendo con el Día del Vecino, para la cual se contrató a la orquesta Pikante. De hecho, algunos peñistas decidieron vestir el traje de peña en esa ocasión.