Las ferias de muestras en la ciudad de Segovia

Plaza de Somorrostro 1
El mercado cubierto de la Plaza de Somorrostro, donde se instalaron la primera y la segunda feria de muestras de Segovia en los años 42 y 43 del siglo pasado.

Aunque se ha escrito últimamente sobre las ferias de muestras que se celebraron en nuestra capital, a mi parecer no ha quedado suficientemente aclarado las que se llevaron a cabo, así como los lugares y los años.

Las ferias de muestras fueron la exposición de los artículos manufacturados que en Segovia y su provincia se fabricaban a raíz de la terminación de la Guerra Civil, es decir por los primeros años de la década de los 40 del siglo pasado. Su intención fue dar un impulso a la industria segoviana que salía indemne del conflicto. En la última feria, la de los Jardinillos de San Roque, se agregó las manualidades artesanas y se expuso ejemplares excepcionales de la ganadería segoviana.

Digamos que solo se celebraron tres ferias de muestras, las dos primeras en la plaza de Somorrostro y la tercera en los Jardinillos de San Roque, que al no existir la avenida de Fernández Ladreda ocupaban más espacio que el que hoy ocupan ya que llegaba hasta el solar que hoy día está el edificio de dicha avenida (hoy del Acueducto) núm. 28 y 30 que por pura casualidad es donde vivo. Las dos primeras se celebraron en los años 1942 y 1943 y la tercera la de los Jardinillos se celebró en el año 1945 todas desde los días 24 de junio hasta el 4 de julio coincidiendo con las fiestas de Segovia.

Stand de los Jardinillos 1
El stand en los Jardinillos de San Roque de Alberto González con la exposición de las “modernas” máquinas de escribir marca Hispano Olivetti. Las mesas de madera que se ven las hacía mi padre que era ebanista.

En la plaza de Somorrostro se hicieron los Stand de exhibición haciendo un cerramiento de la plaza y estos Stand se aprovecharon posteriormente para instalar los puestos de un mercado municipal cubierto que subsistió casi hasta los años 80 en que se derribaron dejando la plaza tal y como la conocemos actualmente.

En cuanto a los Jardinillos de San Roque los stands se hicieron circunscribiendo el recinto y posteriormente también se derribaron todos dejando únicamente el pabellón de Artesanía que aún subsiste segregándose el terreno de la parte baja que hoy lo ocupa la avenida y algún resto que incrementó la superficie del solar de los edificios citados anteriormente. En este pabellón se exponían bordados y labores, cerámica, cerrajería y manualidades.

Si observamos las empresas que exhibieron sus productos nos causa una verdadera tristeza, ya que casi todas han desparecido. A título de ejemplo voy a citar a algunas de importancia que recuerde y que exhibieron sus productos:

Stand de los Jardinillos 2
Fotografía del mismo stand con las siguientes personas de derecha a izquierda: El Señor Moreno (técnico de máquinas de escribir), Isabel la encargada, una empleada, mi persona con quince años y pantalones bombachos y una amiga de la empleada. Año 1945.

Regiones Devastadas: Exponía una serie de fotografías de los pueblos reconstruidos.

Aprovechamientos Forestales: Exhibía productos elaborados de madera como muebles y parquets.

Maderas de Valsaín: Maderas de pino de Valsaín procedentes de la serrería. Tengo el recuerdo y acaso conserve alguna tablilla que regalaban en la cual estaba impresa la efigie de Franco.

Julián A. Rueda y Primitivo Rueda dos empresas independientes dedicadas al curtido de pieles situadas en la calle de Santo Tomás.

Anís Castizo de Coca que también elaboraba copiándolo cualquier licor (me lo dijo su propietario un día que estuve con él en Coca).

Unión Resinera de Coca: Con sus colofonias y aguarrás que se usaba en pintura.

Alberto González Gómez: Exponía las entonces ‘modernas’ máquinas de escribir marca Hispano Olivetti.

La fábrica de Anselmo Carretero con sus galletas y pastas.

La Pilarcita, fábrica de harinas de Ángel Escorial.

La fábrica de Loza La Segoviana de los Vargas que fabricaba extensa vajilla de loza corriente y de alta calidad.

DAGSA: Defensa Antigás, S.A. que ya no fabricaba caretas antigás y que por entonces ya elaboraba moldeados de goma. Esta fábrica que visité por estos años me sorprendió ya que era una factoría magnifica y bien preparada que contrastaba con los productos tan menudos (entre otros tacones de goma) que fabricaba.

Leocadio Suárez de Cuéllar con su fábrica de achicoria, ya llevaba varias marcas. Por la época se consumía mucho este producto como sucedáneo del café. Es posible que esta empresa siga fabricando achicoria ya que es muy demandada en las regiones del norte de España. También exponía derivados de la resina.

Etc. etc.

Plaza de Somorrostro 2
Otra vista de la plaza de Somorrostro siendo ya un mercado municipal.

Subsisten La fábrica de Anís ‘La Castellana’ y la fábrica de Klein trasladadas al polígono de Nicomedes García de Valverde de Majano y La fábrica de vidrio de La Granja que también eran expositoras y que tal vez, al precio que se ha puesto la electricidad, tengan que cerrar sus factorías.

Como en conjunto había unos 30 stands en la feria de los Jardinillos, es natural que hubiera, al menos, otras tantas empresas expositoras, que también han desaparecido y que en mi memoria han pasado al olvido.

La feria de los Jardinillos de San Roque fue la que más conocí porque tuve pase libre que me otorgó el expositor Alberto González Gómez, es más tengo fotos en el stand del mismo con mi presencia; tengo que decir que en la parte baja segregada de los mismos Jardinillos, que tenía en planta forma triangular, hubo una exposición de ganado, presentándose ejemplares excepcionales que llamaban la atención.

Tuvieron mucha aceptación por los segovianos las ferias de muestras principalmente la última que se celebró ya que diariamente se celebraba el día dedicado a uno o dos stands donde excepcionalmente se hacían regalos y se daban fiestas con bailes junto al ambigú que estaba más o menos donde hoy está el quiosco.

Considero que con lo brevemente expuesto quede algo más claro lo concerniente a las Ferias de Muestras de Segovia como era mi deseo. Al parecer no lograron imprimir más actividad como se pretendía a la industria segoviana y a partir de la feria de los Jardinillos no se volvió a celebrar ninguna.