preparativos semana santa
La cofradía del Cristo del Mercado prepara la ermita para recibir a los feligreses que veneran la imagen. / NEREA LLORENTE

Con más fuerza que la lluvia o la nieve que en años anteriores ha puesto barreras a las celebraciones religiosas y devocionales de la Semana Santa, la pandemia del coronavirus será por segundo año consecutivo el hecho que impedirá el normal desarrollo de las actividades de las cofradías, hermandades y feligresías segovianas, que ya miran a 2022 con la esperanza que que esta crisis sanitaria sea sólo un mal recuerdo.

Las restricciones planteadas por las autoridades sanitarias desaconsejan la celebración de actos multitudinarios por el elevado riesgo de contagio en el que se mantiene Segovia, a las puertas de la temida ‘cuarta ola’, y ello ha obligado a las cofradías segovianas a poner a prueba su imaginación para poder desarrollar aunque sea en forma testimonial sus actividades.

Para ello, la Junta de Cofradías segoviana ha mantenido el contacto con el resto de organizaciones homólogas de la región para coordinar no sólo las actividades que la normativa permite desarrollar, sino también garantizar su organización con arreglo a las recomendaciones sanitarias de control de aforo, distancia de seguridad y uso de mascarilla y gel hidroalcohólico.

Así, las actividades cofrades se limitarán en la capital a la exhibición de las imágenes de las cofradías que participan habitualmente en las procesiones generales del Triduo Pascual en sus sedes parroquiales durante el Jueves y el Viernes Santo, para que puedan ser veneradas por feligreses y cofrades.

Asimismo, en la mañana del Jueves Santo tendrá lugar con carácter privado el rezo devocional de la estación de penitencia en la Catedral, en el que participarán representantes de las distintas cofradías segovianas.

La exhibición de las imágenes tendrá en algunos casos un sesgo solidario, como la organizada por la Cofradía de la Esclavitud del Santo Cristo de la Cruz de la parroquia del Cristo del Mercado, que mostrarán su popular imagen en la ermita que lleva su nombre. Así, los cofrades y vecinos podrán encender una vela en la ermita a cambio de un donativo, cuya recaudación irá destinada a paliar los efectos de la crisis económica provocada por la pandemia, y que será gestionada por la propia parroquia.

“Este año, al menos podemos hacer algo, porque en 2020 el confinamiento nos mantuvo a todos en casa”

Otras agrupaciones cofrades tratarán de mantener algunas de sus tradiciones, supeditando su celebración a las circunstancias sanitarias. Este es el caso de la Cofradía de la Soledad al Pie de la Cruz y el Santo Cristo en su última Palabra de San Millán, que volverá a reunir en la mañana del Domingo de Resurrección ante el monumento al escultor Aniceto Marinas a sus cofrades para participar el homenaje que tributan al artista segoviano autor de las imágenes que veneran y procesionan.

La Hermandad de la Soledad Dolorosa de Santa Eulalia se resigna este año a celebrar el centenario de su incorporación a la procesión del Viernes Santo con menos brillo del que la imagen merece, aunque no renunciará al cántico de la ‘Salve’ en la noche del Viernes Santo con el que concluye su participación en el desfile procesional.

virgen de la dolorosa y mandiles
Los actos religiosos y devocionales deberán realizarse en el interior de los templos. / NEREA LLORENTE

En la parroquia de la Resurrección del barrio de Nueva Segovia , la talla del imaginero gaditano Rafael Martín Hernández que representa a la Virgen Dolorosa aguarda el paso de la pandemia para poder ser bendecida y anunciar su advocación, ya que la pandemia impidió el pasado año este acto.

Pero este sombrío panorama no reduce la voluntad de los cofrades segovianos de poder disfrutar de la Semana Santa, y un veterano cofrade aseguraba que “este año, al menos podemos hacer algo, porque en 2020 el confinamiento nos mantuvo a todos en casa”.

Horarios de las celebraciones de la Semana Santa de Segovia

Púlpitos virtuales

Las redes sociales cobrarán protagonismo a partir de este fin de semana para devotos, feligreses y cofrades que quieran celebrar la Semana Santa en las diferentes localidades de Castilla y León, puesto que serán las cuentas oficiales de las diócesis y juntas de cofradías de las capitales castellanas y leonesas las que ofrecerán, de forma telemática, conexión a las distintas actividades organizadas ante una nueva Semana de Pasión marcada por el COVID-19 en la Comunidad.

Y es que, nuevamente, tal y como sucedió en 2020, la pandemia marca la agenda de una Semana Santa que, en cualquier caso, y a diferencia de año pasado, sí podrá celebrar determinadas actividades litúrgicas e incluso pequeñas procesiones en el interior de los templos, siempre con limitación de aforo, si bien necesitarán de un informe de Sanidad Pública para su desarrollo, como recordó esta semana el vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea.

En cualquier caso, la amplia mayoría de las diócesis y juntas de cofradías han dispuesto una programación a través de sus canales oficiales de Facebook y YouTube para que las decenas de miles de castellanos y leoneses que viven con intensidad la Semana Santa cada año puedan hacerlo también en esta ocasión, mientras esperan que en 2022 las calles de la Comunidad vuelvan a llenarse para disfrutar con los pasos procesionales y la belleza de las imágenes propias de estas fechas.

En la vecina Ávila, el Sermón de las Siete palabras, uno de los actos centrales de la Semana Santa abulense, tendrá lugar el 2 de abril a partir de las 12.00 horas, y será pronunciado por el sacerdote local Pablo Martín Pascual. Tendrá lugar en la Catedral, y al finalizar el acto se interpretará una selección del Stabat Mater de Pergolesi a cargo de la soprano Sara Matarranz y la mezzosoprano Sara Rapado, con Carla Muñoz al cello y Francisco Javier López al órgano en una ceremonia que presidirá el obispo de Ávila y que será retransmitida por YouTube y Facebook.

Además de todo ello, la Junta de Semana Santa ha programado un Solemne Triduo en honor del Santísimo Cristo de las Murallas que se ofrecerá en memoria de las víctimas de la pandemia y en reconocimiento a todas las personas y entidades que colaboran para paliar sus daños.

A falta de las procesiones que saquen las tallas de gran valor artísticos a las calles y los actos multitudinarios en Valladolid, tres cofradías han solicitado autorización al Ayuntamiento de la capital y la Junta de Castilla y León para la celebración de acciones de pequeño formato, de carácter estático y sin apenas presencia de asistentes.

En concreto, la Cofradía Penitencial de la Nuestra Señora de las Angustias ha presentado la documentación para llevar a cabo un pequeño acto el Martes Santo, 30 de marzo, a las 20.00 horas, que consistirá en sacar a la Virgen de Juan de Junio al atrio de la iglesia y en las inmediaciones de la calle. La idea es sustituir la tradicional procesión del Encuentro entre la Virgen y Jesús, que tiene lugar en la Plaza de Santa Cruz.