Acceso al colegio Agapito Marazuela de La Granja. / KAMARERO

Este martes se reanudan las clases en todos los colegios de la provincia. La Consejería de Educación, después de analizar ayer los accesos a los centros educativos de toda la Comunidad y evaluar el estado de las carreteras, decidió retomar hoy la actividad lectiva con normalidad. Esto supone que hoy se han abierto todos los centros educativos de Segovia y si hubiera incidencias por motivos meteorológicos, se informará como viene siendo habitual.

A través de un comunicado, Educación explicaba ayer que las decisiones tomadas en las últimas horas tenían como principal objetivo garantizar el derecho a la educación a la vez que se salvaguardaba la seguridad de todos los miembros de la comunidad educativa, “motivo por el que solo se han cerrado los centros en aquellas zonas en que la situación lo aconsejara”, en el caso de Segovia todos menos los de la capital.

La vuelta a las clases ayer lunes en los centros que abrieron se produjo con normalidad y sin incidencias destacables, según la propia Consejería.

El cierre ayer de todos los centros educativos de la provincia, salvo los de la capital, generó un gran número de críticas en redes sociales, sobre todo de los ayuntamientos del alfoz de Segovia, que según sus alcaldes, estaban preparados para abrir sus puertas.

“El 99% de los niños inscritos en el CEIP Las Cañadas viven en el municipio”

El alcalde de Trescasas, Borja Lavandera, acusaba a la Junta de Castilla y León de “legislar a bulto o siempre improvisando”, al suspenderse ayer las clases en todos los colegios rurales. A este respecto, explicaba que en Trescasas no hay transporte escolar, “lo que quiere decir que el 99% de los niños inscritos en el CEIP Las Cañadas viven en el municipio”. El regidor añadía que los accesos al municipio y vías de comunicación estaban totalmente limpios y los docentes podrían haber llegado sin dificultad al centro. Y apuntaba que la entrada al colegio estaba limpia desde el domingo, “por el trabajo incansable de los operarios municipales”.

Por su parte, el alcalde de Torrecaballeros, Rubén García, anunciaba a sus vecinos la suspensión de la actividad lectiva ayer lunes, tras el decreto de la Junta, y comentaba que estaba todo preparado en el colegio para el regreso a las aulas, “pero la Junta ha determinado que mañana no haya clases”.

También mostró su enfado el alcalde de Valverde del Majano, Javier Lucía, que calificó la decisión de “vergonzosa”. El regidor destacaba el trabajo de los operarios municipales durante el fin de semana, “sin descanso”, para habilitar las entradas al colegio de la localidad, informando también de que la calefacción llevaba encendida desde el viernes. “Los 300 alumnos del colegio de Valverde pueden dar clase mañana (por el lunes) con total normalidad”, aseguraba. Javier Lucía denunciaba la “irresponsabilidad” de la Junta, y la falta de información para justificar la decisión.

“La improvisación no puede ser un método de trabajo”

Además, consideraba un “auténtico despropósito” haber dejado sin clases a miles de niños que podían haber asistido al colegio en perfectas condiciones. “Y habéis complicado la vida a miles de familias que no tienen por qué estar a expensas de vuestras decisiones de última hora. La improvisación no puede ser un método de trabajo”, concluía.

El grupo municipal de Izquierda Unida de Palazuelos de Eresma denunciaba ya el domingo por la tarde la suspensión de las clases en todo el medio rural y del transporte escolar a los institutos de la capital, y solicitaba a la Junta una rectificación urgente.

“Esta decisión injustificada y anunciada con alevosía a unas horas del retorno a las clases, deja en evidencia una decisión que ocasionará (por ayer lunes) muchas molestias a las familias en lo que por ejemplo a conciliación se refiere, dado que nos ha llegado por parte de diversas familias del municipio que tendrán que dejar a sus hijos con los abuelos para poder ir a trabajar, una decisión que no gusta a nadie más aún en los actuales tiempos de pandemia que estamos padeciendo”, afirmaba el portavoz de IU, Juan José Martín Sevillano.