Publicidad

C. NÚÑEZ

La tarde del pasado domingo tuvo una carácter solidario en Cuéllar gracias a la iniciativa de la Asociación Cofradía de Santa Águeda. Inmersas ya en su programa de actividades 2020 y tras inaugurarlo con la exposición y charla, las águedas llevaron a cabo uno de los platos fuertes de cada año, el Festival Solidario. Van cuatro ediciones y en cada una de ellas han ido superando expectativas.

En esta ocasión, la ubicación cambió para dar cabida a más personas, más público solidario que sí respondió ante la llamada. Un total de 270 personas acudieron a disfrutar de la tarde de festival preparada con mucho esfuerzo por su parte. El Frontón Municipal acogió al público en la parte baja, frente al escenario colocado en la pista, y en las gradas superiores. Conducido por la periodista local Cristina Sancho, el festival contó con la apertura del Grupo de Danzas Villa de Cuéllar. Actuar en casa siempre es agradecido, y los danzantes cuellaranos dieron lo mejor de sí mismos para complacer a un público que siempre que tiene ocasión, acude a ver el folclore más  arraigado de Cuéllar. Le siguió una agrupación que allá donde va mueve a todos sus seguidores; The Big Band Theory volvió a llenar el escenario con más de 30 músicos y con esa frescura y juventud que es ya su seña de identidad. No faltaron temas que siempre emocionan a sus fiele  y que también se han convertido en himnos para ellos, como Viva La Vida de Coldplay. Fue entonces cuando el festival hizo una parada para entregar los premios de las rifas que las águedas han estado vendiendo durante estos meses. La respuesta a la venta siempre es buena, y este año, más si cabe, puesto que han logrado recaudar más del doble de las entradas al festival: un total de 2.500 euros de recaudación que pudo recoger en mano la presidenta de la AECC de Segovia, Ana Isabel San José. La segoviana no quiso perderse la cita en Cuéllar. Entre las primeras filas del público también se pudo ver al alcalde de la localidad, Carlos Fraile, que mostró su apoyo a  la iniciativa. Los premiados recogieron sus regalos: dos tablets y un jamón, y mostraron su satisfacción de colaborar con una buena causa como esta.

La tarde continuó con un carácter más folclórico y música que sirvió para regresar incluso a siglos pasados. Los Ministriles de Cuéllar, con su saber hacer, devolvieron a los espectadores hasta el siglo XV. Su música no es ajena a los cuellaranos, que han podido disfrutar de ellos en conciertos temáticos como las Noches del Mudéjar  o acompañando al cortejo real en la Feria Mudéjar. Para concluir la tarde, La Orquestina de la Abuela Pina puso el punto final, y además de otras piezas, cerró el festival con “La Cuellarana”. No faltaron las danzas de algunas valientes que se animaron a bailar y celebrar por todo lo alto una tarde de solidaridad.

La Asociación Cofradía de Santa Águeda encauza ya el resto de actividades de su programa hasta el domingo día 9, su día grande, cuando se entregue el bastón de mando a la mayordoma Sonia de Pablos, la imagen de Santa Águeda salga de El Salvador en procesión y ellas dancen para honrarla. Previamente, los días 6,7 y 8, tendrá lugar el tríduo a Santa Águeda, también en su sede, el templo de El Salvador.

U3.760

Una cifra nada desdeñable para las águedas, los vecinos de Cuéllar y la AECC de Segovia, receptora de esta donación. El total de entradas vendidas llegó a las 1.260, que se suma a la venta de rifas de las cofrades, 2.500 euros totales.