La Sierra se abre al mundo

El escritor, periodista y naturalista Julio Vías propone hermanar el Parque Nacional de Guadarrama con el neozelandés Fiordland, para dotar al primero de una visión internacional.

2

El escritor, periodista y naturalista Julio Vías, portavoz de las asociaciones conservacionistas de Castilla y León en el Parque Natural Sierra Norte de Guadarrama, ha propuesto el hermanamiento de este espacio con el Parque Nacional Fiordland de Nueva Zelanda para otorgar al primero visibilidad internacional. La idea, que traslada al Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN), la Comunidad de Madrid y la Junta de Castilla y León, es para este especialista, autor de publicaciones sobre la Sierra como ‘La Memoria del Guadarrama’, una iniciativa “casi obligada” por razones históricas e incluso diplomáticas.

A través de su blog (juliovias.blogspot.com), Vías explica que el 17 de febrero de 2014 se cumplirá el 250 aniversario del nacimiento del descubridor de ambos parques, Felipe Bauzá y Cañas (1764-1834), un marino y geógrafo ilustrado que en tiempos de Carlos IV participó en la famosa Expedición Malaspina, un viaje científico y político alrededor del mundo emprendido por Alejandro Malaspina y José de Bustamante.

La propuesta de este defensor de la Sierra de Guadarrama, declarada parque nacional hace tres meses, pretende servir de alternativa a la intención de la OAPN y la Comunidad de Madrid de colocar carteles indicadores en las autovías A-1 y A-6 para advertir al visitante de los alicientes gastronómicos, culturales e históricos que ofrece el entorno natural, una idea que, si bien cree en cierta manera “necesaria”, considera “poco imaginativa”.

Más “ambiciosa” es en su opinión el hermanamiento con Fiorldland, el parque nacional más grande de los 14 que existen en Nueva Zelanda —tiene 12.500 kilómetros cuadrados— y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco junto con otros tres espacios. Estos lazos servirán, dice, para que el Parque que se extiende por Madrid y Segovia consiga relevancia prácticamente en la otra punta del planeta.

En su artículo online, recogido por la agencia Europa Press, Julio Vías lamenta que desde el punto de vista de la conservación de la naturaleza “no corren buenos tiempos para la Red Española de Parques Nacionales”. Por una parte, señala, debido a la “polémica” sentencia dictada en 2004 por el Tribunal Constitucional (TC) que otorgó la gestión de estos espacios a las comunidades autónomas. Por otra, agrega, por la nueva política emprendida por las administraciones, que da prioridad a los usos turísticos y recreativos en los espacios naturales protegidos “ignorando criterios de conservación hasta ahora aceptados por consenso”.

Para este naturalista, a quien el Ministerio de Agricultura otorgó la Encomienda de número al mérito ambiental por su apoyo al Parque de Guadarrama, éstos son factores que “provocan el escepticismo en muchos de los que se mueven dentro del agitado mundo de la conservación”.