La renuncia de Arranz permite una lista de consenso en el PSOE local

La corriente crítica de la agrupación alcanza un acuerdo con la mayoría ‘oficialista’ y logra introducir 4 representantes entre los 14 delegados que participarán en el Comité Provincial.

La asamblea del PSOE local designó ayer, por unanimidad, la relación de los 14 afiliados que representarán a la agrupación de la capital en el Comité Provincial del partido, máximo órgano entre congresos, que celebrará su próxima reunión el 11 de mayo. Entre los representantes no estará el que fuera hasta el pasado mes de febrero el presidente del PSOE local, el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Segovia, Javier Arranz, uno de los impulsores de la lista ‘alternativa’ que iban a presentar a esta elección el autodenominado sector crítico.

Aunque se anunciaba la presentación de dos listas, finalmente, la asamblea aprobó una sola ‘de consenso’, pactada horas antes entre el secretario general del PSOE local, Alfonso Reguera (que representa la sensibilidad mayoritaria, afín a los postulados del secretario provincial, Juan Luis Gordo) y quien encabezaba la candidatura de la corriente crítica, María Teresa Rodrigo Rojo. De los 35 afiliados asistentes a la asamblea -la agrupación cuenta con alrededor de 125 miembros-, 30 votaron a favor, hubo 5 abstenciones y un solo voto en contra.

El acuerdo para la presentación de una única lista se produjo después de que Javier Arranz diera un paso atrás y renunciara a estar en la nómina de representantes del PSOE local. El ‘sacrificio’ de Arranz fue una de las principales condiciones que pusieron sobre la mesa los miembros del sector oficial para alcanzar el acuerdo. La renuncia del concejal de Deportes permitió ayer a los ‘críticos’ introducir a cuatro de sus miembros en la lista: María Teresa Rodrigo Rojo, José Luis Cañas Badiola, Rebeca Sesma Revuelta y Juan José Sanz Vicente. Los otros 10 representantes ya integraban la lista elaborada por Alfonso Reguera, donde figuran buena parte de los miembros de la ejecutiva municipal, elegida en febrero con el 83% de los votos de la asamblea.

Al término de la asamblea, Reguera destacó que la lista contó con el apoyo de la ‘inmensa mayoría’ de los asistentes a la asamblea y que la nómina de personas elegidas representaba “exactamente” las sensibilidades que existen dentro de la agrupación (el 73% es afín al sector oficial y el 27% a los críticos). “La lista tiene una representación proporcional, en el Comité Provincial estarán representadas todas las personas y las diferentes ideas de los socialistas de la agrupación, hemos zanjado un momento complicado y de ahora en adelante hay que trabajar, de forma coherente, por los ciudadanos”.

Por su parte, Rodrigo Rojo subrayó que la “generosidad de ambos grupos” permitió que existiera una lista conjunta. “Entendemos que es mejor un proyecto conjunto y esto no significa que seamos cien por cien iguales, no estamos en eso, estamos en la discusión de ideas”. Asimismo, la que fuera subdelegada del Gobierno en Segovia con el Gobierno Zapatero agradeció la voluntad de acuerdo y, de forma expresa, la renuncia de Arranz, que ocupaba el número dos de la lista ‘alternativa’ que ella encabezaba. “Quiero agradecer tanto la posición del grupo mayoritario [de la agrupación] representado por su secretario general [Reguera], como la actitud de Javier Arranz, que ha cedido su puesto en la negociación en aras que pudiera haber un acuerdo mayoritario”. “Eso no significa -añadió-que haya una imposibilidad para seguir trabajando juntos (…) el PSOE tiene que dar una repuesta a ese cambio ideológico que exige la izquierda para luchar contra esas políticas neoliberales absolutamente caústicas que existen en España y Europa”.

Por su parte, Reguera subrayó que “estamos en un momento en el que todo el mundo tiene cabida” y recalcó que “desde el primer momento pensé que era muy bueno tener a María Teresa Rodrigo Rojo y a su grupo incluidos dentro del Comité Provincial”. El secretario general del PSOE local quiso restar trascendencia a este último episodio de la batalla interna entre ‘oficialistas’ y ‘críticos’. “Los socialistas siempre llevamos de forma muy intensa los debates, lo que toca es trabajar para dar soluciones a los problemas que tienen los ciudadanos”.