La remodelación de la Plaza del Avendaño, pendiente de Patrimonio

El proyecto contempla, entre otras intervenciones, eliminar el muro adosado al adarve, la reubicación de las escaleras de acceso al mirador y la sustitución del firme de emborrillado

13

El Ayuntamiento de Segovia invertirá 54.500 euros, procedentes de una subvención del Ministerio de Cultura, en la remodelación de la Plaza del Avendaño, junto al Postigo del Consuelo. El proyecto, aprobado por la junta de Gobierno local, está pendiente de recibir autorización de la Comisión Territorial de Patrimonio de la Junta y contempla una serie de actuaciones para reorganizar los espacios y mejorar la estética de la plazuela, según explicó ayer la concejala de Patrimonio Histórico, Claudia de Santos.

Una de las principales actuaciones es la demolición del muro adosado al adarve de la muralla. La escalera central que da acceso al adarve será reubicada en una zona lateral. La seguridad que ofrecía el muro para quienes acceden al adarve —desde donde se observa unas vistas espectáculares del Acueducto y su canal— será ahora garantizada por una barandilla. La actuación permitirá dejar a la vista el adarve. “Ahora mismo, con ese muro, el mirador pasa totalmente inadvertido”, aclaró De Santos.

Otra de las intervenciones más relevantes se refiere al arco y al pequeño tramo de escaleras, debajo de aquel, por el que se accede desde el Postigo a la plaza del Avendaño. “Se trata de un arco que estaba cegado en una pared y que se abrió hace décadas, se remató con piedras calizas y se hicieron unas escaleras de cemento”, explicó De Santos, para quien aquella fue una intervención “bastante desafortunada”. Con este proyecto, el Ayuntamiento pretende acondicionar el arco y dotarle de una estética “más acorde con el entorno”, además de sustituir las escaleras por otras con un acabado más adecuado con la zona. “Ni los materiales ni la terminación son adecuados”, añadió De Santos.

El proyecto permitirá eliminar también las zonas de pavimento de emborrillado —cantos de río— y mejorar el firme de una franja de terreno que está actualmente sin pavimentación.

Según De Santos, “los turistas que vienen del Postigo ven el arco, se asoman y nada más, no son conscientes de que desde la Plaza del Avendaño pueden acceder al adarve de la muralla, que se sitúa por encima del mirador del Postigo, y allí disfrutar de una panorámica espectacular de la ciudad y ver incluso el canal que corona el Acueducto”.

La concejala manifestó ayer que, a su juicio, la Comisión de Patrimonio no tendrá inconveniente en autorizar el proyecto del Ayuntamiento, porque “se trata de readaptar un espacio, y trabajar sobre elementos que se incorporaron en fechas recientes, hace 30 ó 40 años, y no se tocan ni la muralla ni el Acueducto”.

El gasto de la subvención del Ministerio de Cultura, que cubre otros estudios e intervenciones en relación al Acueducto y su entorno, debe justificarse, como fecha límite, en junio de 2011.