La nieve cubre Segovia y causa problemas de tráfico en la provincia

La CL-601 permaneció cortada desde Valsaín hasta primera hora de la tarde, y fue abierta al tráfico con cadenas

161

A poco más de un mes para la llegada de la primavera, el tardío invierno segoviano mostró ayer su faceta más cruda y dejó cubierta la provincia con una capa de nieve que, como es habitual, generó no pocos problemas a lo largo de un sábado cuyo carácter semifestivo hizo disfrutar sobre todo a los más pequeños de un día de muñecos, patinetes y bolas de nieve.

Las previsiones meteorológicas volvieron nuevamente a acertar, y una fina lluvia dejó paso a la nieve en la noche del viernes, que se adueñó de la provincia a medida que avanzaba la madrugada. El blanco elemento fue cubriendo poco a poco las calles de Segovia, y a partir de las once de la noche comenzaron a surgir los primeros problemas de tráfico. Así, en vías como el paseo de Santo Domingo de Guzmán o la avenida de Juan Carlos I los vehículos tenían serias dificultades para seguir la marcha llegando incluso a quedar cruzados en la calzada. En los barrios, la fuerte nevada -con espesores de hasta 20 centímetros en algunos lugares- hizo prácticamente intransitables las calles en zonas como La Albuera, San Lorenzo o Nueva Segovia; aunque los servicios de limpieza viaria se emplearon a fondo durante toda la noche para dejar expeditas de nieve las principales vías y posteriormente, atender a los barrios. Aunque esta redacción trató sin éxito de ponerse en contacto con el responsable de Tráfico, Transportes, Movilidad y Seguridad Ciudadana, Ramón Muñoz-Torrero, fuentes municipales explicaron que la empresa concesionaria esparció ayer más de 30 toneladas de productos fundentes que consiguieron facilitar tanto la circulación de los vehículos como la de los peatones por las aceras. En algunas comunidades, fueron los propios vecinos quienes se encargaron de limpiar sus aceras, siguiendo de esta forma las recomendaciones municipales, lo que contribuyó a mejorar el tránsito.

Pese a ello, los problemas se mantuvieron hasta bien entrada la mañana del sábado, toda vez que la nieve dejó de caer e incluso a primera hora de la tarde un tibio sol iluminó la ciudad. Por la mañana, el problema se trasladó hasta algunos parques y zonas arboladas de la capital, donde el peso de la nieve sobre las ramas, así como el reblandecimiento del terreno debido a la humedad provocó la caída de algunos árboles. El parque del Reloj en Nueva Segovia y el Parque de la Dehesa fueron algunos de los puntos donde se registraron caídas de árboles, aunque en la Plaza de Día Sanz, junto al Acueducto fue donde la nieve hizo mayores estragos, ya que dos árboles de gran tamaño cayeron al suelo y obligaron a los servicios muncipales a acordonar la zona para evitar males mayores.

En la provincia, se registraron también problemas similares, siendo el más significativo el ocurrido en Cantalejo, donde el Ayuntamiento tuvo que cerrar el recinto polideportivo debido a la caída de árboles y ramas, según informa F. Descalzo. En los municipios del alfoz de la capital, los problemas de acceso a pueblos como Palazuelos, San Cristóbal de Segovia o La Lastrilla fueron importantes en las primeras horas de la nevada, aunque la situación quedó normalizada a lo largo del día sin que se registraran incidencias reseñables.

En zonas de montaña, como la estación de esquí de La Pinilla, se registraron hasta 50 centímetros de nieve, aunque la instalación no pudo abrir al público debido a las fuertes rachas de viento, aunque será la evolución meteorológica la que determine su apertura.

La fuerte nevada provocó también el cierre al tráfico para vehículos de la CL-701 entre Valsaín y el Puerto de Navacerrada, que permaneció cortada hasta primeras horas de la tarde, cuando fue abierta con la obligación del uso de cadenas. Durante la mañana, también fueron obligatorias las cadenas en algunas carreteras de la red provincial, en puntos como Otero de Herreros, en El Espinar, en Muñopedro y Abades, y a la hora del cierre de esta edición solamente permanecía cortada al tráfico la SG-112 entre Riofrío de Riaza y el límite con la comunidad autónoma de Castilla La Mancha.

De cara a las próximas 36 horas, las previsiones de la AEMET mantienen la previsión de nevadas en la provincia al menos hasta primera hora de la mañana de hoy, donde la nieve volverá a dejar paso a la lluvia. Las temperaturas se mantendrán en valores muy similares a los registrados ayer, con máximas de cinco grados y mínimas que oscilarán entre los cero y los dos grados bajo cero.