La matriculación de vehículos en Segovia cayó el 36,3% en 2011

El descenso de ventas en los concesionarios ha hecho que las cifras superen la media negativa registrada en la comunidad de Castilla y León, que superó el 32 por ciento.

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos registraron un descenso del 36,3% en la provincia de Segovia en 2011, hasta situarse en 1.554 vehículos vendidos, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM), que representa a un total de 4.600 concesionarios y servicios oficiales y 3.000 compraventas independientes. En España, las ventas de coches bajaron un 17,7% hasta diciembre, contabilizando un total de 808.059 unidades vendidas. Este descenso de las compras de vehículos en Segovia el pasado año se debió, principalmente, a la caída de las ventas de turismos, que disminuyeron un 38,3%, hasta las 1.314 unidades vendidas. Asimismo, las adquisiciones de todoterrenos crecieron un 22,6%, hasta contabilizar 240 matriculaciones al cierre

del año.

Por provincias, Valladolid, León y Burgos fueron las regiones con un mayor volumen de ventas. Por el contrario, Soria fue la que comercializó un menor número de vehículos en el año 2011, con 958 unidades matriculadas.

En relación a las marcas más vendidas en Segovia el año pasado, encabeza el ranking de matriculaciones la casa Renault, con 37,2 matriculaciones, seguida de las firmas Volkswagen y Opel, con 124 y 122 unidades vendidas, respectivamente.

Las marcas Peugeot, y Ford con 121 y 114 unidades vendidas, respectivamente, fueron también representativas hasta diciembre, ocupando el cuarto y quinto puesto entre las más demandadas en la provincia. Le siguen en volumen Citroën y Audi, con 105 y 103 unidades, respectivamente, seguidas de Seat (89), Toyota (89) y Nissan (70).

En el conjunto del territorio nacional, Castilla y León se sitúa entre las comunidades autónomas donde menos cayeron las ventas en 2011, con un total de 27.678 (-32,1%). Con ello, la región concentra el 3,4% de las ventas nacionales registradas el pasado año. La comunidad que más cayó en 2011 fue Extremadura que, con 10.137 unidades, registró una contracción del 36,3%, seguida de Galicia (-33,9%), Castilla-La Mancha (-32,9%) y Navarra (-32,2%). Por debajo, se situaron Castilla y León (-32,1%) y Andalucía (-28,8%), Murcia (-27,1%), Aragón (-26,2%), País Vasco (-25,8%), Cantabria (-24,2%), Asturias (-23,7%), las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (-21,2%), La Rioja (-20,1%) y Cataluña (-18,3%). También la Comunidad Valenciana (-15,2%), la Comunidad de Madrid (-4,6%), Canarias (-2,3%) y Baleares (-2%) cerraron el año con caídas, aunque menos acusadas.

Con optimismo

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (FACONAUTO) considera que en 2012 se pueden empezar a dar las condiciones para que el mercado de la automoción de nuestro país inicie la senda de la recuperación, después de tres años sumida en una crisis que ha afectado especialmente a las redes de distribución. La patronal de los concesionarios augura, en primer lugar, una mejora de la confianza en los primeros meses de este año que permita que las familias hagan aflorar renta retenida durante la crisis, parte de la cual puede ir destinada a la adquisición de un coche nuevo. Por otro lado, los concesionarios consideran que en 2012 se acelerará también la renovación del parque adquirido en el decenio de expansión del automóvil (1997-2007). Según estimaciones de FACONAUTO, se ha cerrado 2011 con un nivel de renovación inferior en 150.000 unidades a lo que sería natural para nuestro mercado, unidades que podrían ser adquiridas a lo largo del presente año. Para la patronal, la automoción, por su visibilidad y su potencial dinamizador, puede ser un sector por el que el nuevo Gobierno apueste para liderar la recuperación económica de España. “Estamos claramente por debajo de nuestra potencialidad. Tengo la corazonada de que, si se crean las mínimas condiciones, la automoción arrancará y “tirará” del consumo, del empleo y de otros sectores”, ha dicho hoy el presidente de FACONAUTO, Antonio Romero-Haupold. En este sentido, la patronal ha indicado que las redes de concesionarios son especialmente sensibles a los repuntes en las ventas, y que estarían en disposición de crear puestos de trabajo a medio plazo. Asimismo, recuerda que el Estado, las comunidades autónomas, los ayuntamientos se beneficiarían también rápidamente de la citada recuperación, sobre todo en forma de un aumento de la recaudación de impuestos derivados del automóvil, especialmente IVA, impuesto especial sobre carburantes, impuesto de matriculación, impuestos municipales y tasas de tráfico.