La Fuencisla suma 24 nuevos infantes

El obispo de Segovia bendijo a los niños presentados ante la patrona de Segovia tras la primera eucaristía de 2012 en el santuario.

1

A la legión de los miles de devotos que tiene la Virgen de la Fuencisla hay que sumar desde ayer una pequeña nómina de 24 niños y niñas que fueron presentados ayer ante la protección de la patrona de Segovia en la primera celebración de la Eucaristía de 2012 en el santuario situado al abrigo de las Peñas Grajeras.

La misa solemne fue presidida por el obispo de Segovia, Ángel Rubio Castro, al que acompañó como sacerdote concelebrante el rector del Santuario, Serafín Merino; aceptando por segundo año consecutivo el ofrecimiento de la Junta Rectora para tomar parte en este sencillo acto que ayer llenó el templo mariano.

Los niños y niñas fueron presentados por sus padres y familiares al concluir la misa a las puertas del presbiterio, donde el obispo bendijo uno a uno a los 24 inscritos, entre los que había desde bebés de pocos meses hasta niños próximos a tomar la Primera Comunión. Todos ellos recibieron como recuerdo una estampa de La Fuencisla y un simpático “angelito” de fieltro, y aquellos que formalizaron su inscripción con antelación en breve recibirán el título de “Infantes de Honor”.

En la homilía de la misa, Monseñor Rubio Castro se refirió al primer día del año en el que los buenos deseos para el resto de los días se resumen en la palabra “felicidad”; y aseguró que a veces la búsqueda de la felicidad “es un bombón envenenado si se acude donde no existe, porque si falta Dios, no puede haber felicidad”.

El obispo recordó las palabras del papa Benedicto XVI en su alocución navideña al asegurar que los hombres quieren ser felices “intentando usurpar el puesto de Dios, pero el hombre no es señor de la vida ni de la muerte”. Además, aseguró que la sociedad “no saldrá de la crisis sin Dios, porque cuando se olvida de él, el único que pierde es el hombre”.

Rubio también recordó la celebración del día de la Paz que se celebra el 1 de enero e invitó a las familias a ser “portadores de paz” en sus hogares y en su entorno.

La eucaristía contó con la participación musical de la Coral Segoviana Voces de Castilla, que al término del acto religioso ofreció un concierto en el que interpretó piezas de música sacra y villancicos populares.

Los actos organizados por la Junta Rectora del Santuario con motivo de las fiestas de Navidad concluirán el próximo sábado 7 de enero con la entrega de los premios del concurso de dibuo infantil, en el que los participantes deberán recrear el original belén instalado en el presbiterio del templo. Los interesados pueden entregar sus dibujos dejándolos junto a esta original composición.