La fiesta vive en San Lorenzo

Miles de segovianos llenan las calles del barrio para participar en las actividades festivas del popular barrio, donde la música y los toros concentraron la mayor parte del público que bajó hasta el arrabal

14

El potente e inusual arranque de las fiestas de San Lorenzo, preludiadas a primera hora de la tarde por la banda de cornetas y tambores ‘Félix Martín El Botas’ dejó claro un año más que el popular barrio segoviano vive las fiestas con una especial intensidad. La primera de las verbenas a cargo de la orquesta M-30 llevó hasta la plaza del barrio a miles de personas que dejaron prácticamente vacía el resto de la ciudad para compartir junto a los vecinos de San Lorenzo la alegría de la fiesta más multitudinaria de Segovia.

Tras el escenario y en las inmediaciones de la plaza, numerosos grupos de jóvenes disfrutaban de una agradable noche veraniega apurando las copas del ‘botellón’ que se prolongó hasta bien entrada la mañana, para coincidir con el único encierro diurno del programa. A las diez de la mañana, las reses que posteriormente fueron lidiadas en el festival taurino de la tarde salían del apartado ubicado en la calle de Las Nieves y recorrían en poco más de un minuto los cerca de 600 metros que le separan de la plaza de toros portátil en un encierro rápido y que permitió bonitas carreras a los pocos expertos que se situaron frente a los astados durante el recorrido.

Una vez en la plaza, tuvo lugar la suelta de vaquillas en la que hubo momentos de gran emoción y de espectáculo a cargo de los espontáneos recortadores que mostraron su capacidad de fintar y esquivar la acometida de las becerras. Para los más pequeños también hubo toros, aunque menos peligrosos que para los mayores porque las reses de la ganadería ‘El Peluja’ son benévolas con los aprendices de corredores y sus embestidas no ofrecen ningún riesgo.

La música tuvo también parte fundamental en la fiesta desde primera hora, con el ‘paseíllo torero’ amenizado por la charanga Jarra y Pedal por las calles del barrio, que posteriormente acompañó con su animado repertorio el espectáculo taurino de la tarde y volvió a recorrer las calles del barrio en un pase vespertino.

No hay fiesta sin comida, y también hubo espacio para reponer fuerzas con una magnífica paella servida en la Alamedilla Mariano Contreras, preludiada por una tortillada que sirvió como aperitivo para las decenas de comensales que aprovecharon el magnífico entorno natural de la alamedilla para hacer un alto en el camino festivo en torno a la buena mesa.

El programa previsto para hoy mantiene bien alto el pabellón festivo, con actividades como la ‘fiesta de la espuma’ para los pequeños, o el divertido ‘fútbol-Vaca’ en la plaza de toros del barrio, sin olvidar la verbena a cargo de la orquesta ‘Via libre’ que al filo de la medianoche volverá a concentrar la atención del público segoviano.