La Diputación fija un tope al copago del servicio de Ayuda a Domicilio

Los diputados socialistas criticaron que la Junta había olvidado el proyecto para convertir en carretera el camino que de Nava de la Asunción a Moraleja de Coca.

La Diputación establecerá a partir de enero de 2011 un porcentaje máximo para la aportación de los usuarios de los servicios de Ayuda a domicilio y Teleasistencia domiciliaria. El copago máximo que hasta ahora se acercaba al 90 por ciento para los usuarios con rentas más elevadas se quedará en el tope de un 65 por ciento, según la modificación de la ordenanza reguladora del precio de estos servicios que fue aprobada ayer de forma unánime por los miembros de la corporación provincial.

La modificación, que también incluye cambios en el cómputo de los miembros que residen en la unidad convivencial, se presentó a la sesión de pleno de la Diputación en la que se debatieron varios temas más del ámbito social. La sesión comenzó con la aprobación del acuerdo entre la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León y la Diputación de Segovia para la financiación de los servicios básicos y programas sociales que se presten en el ejercicio 2010. La aportación global asciende a 5.518.847 euros, 500.000 más que el año anterior según remarcó el diputado del área, Miguel Angel de Vicente. En la misma línea, se dio el visto bueno de toda la cámara a la continuidad del programa Crecemos, dirigido a facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral en el ámbito rural. El programa se lleva a cabo en 24 municipios y este curso, a diferencia de los anteriores, no se extenderá a nuevos núcleos, tal y como lamentaron los diputados socialistas.

La coincidencia de voto entre el PP y el PSOE se rompió en el debate sobre el convenio de colaboración con la Consejería de Cultura y Turismo para la realización de la programación de la Red de Teatros de Castilla y León. Los socialistas, que votaron en contra, criticaron la drástica reducción prevista para este año en la aportación de la Administración regional, que llevará a un recorte del 90% de las actuaciones, según sus estimaciones.

También hubo desacuerdo al analizar una modificación del Presupuesto de 2010 para afrontar el arreglo del camino de Nava de la Asunción a Moraleja de Coca. Los socialistas reprocharon que la Junta había anunciado en 2007 que iba a acometer íntegramente la transformación del camino en carretera con una inversión de dos millones. El portavoz socialista, Juan José Sanz cuestionó como este proyecto se había reducido a un acondicionamiento de camino con implicación económica de la institución provincial.

Los efectos de la crisis económica sirvieron otra vez como argumento de los populares al retraso del proyecto de conversión en carretera que, en todo caso, no está olvidado, ya que según avanzó el presidente de la Diputación, Javier Santamaría, la Junta, con el Ayuntamiento de Nava de la Asunción, va a acometer la transformación de la vía en una parte de su recorrido.