La cofradía de San Millán ultima en Navalmanzano la mejora de las carrozas

Ingenieros, una empresa de artesanía cofrade y ebanistas trabajan para dotar de seguridad a los vehículos sin renunciar a la estética.

16

Aunque todavía quedan tres meses para Semana Santa, los días de mayor actividad en las Cofradías Penitenciales segovianas, la de Nuestra Señora la Soledad al Pie de la Cruz y el Cristo en su última palabra, ligada a la parroquia de San Millán, trabaja a contrarreloj para terminar el arreglo íntegro de los mecanismos o carrozas que portan sus imágenes titulares.

La finalidad principal de la cofradía es dotar de mayor seguridad a las imágenes en sus procesiones, teniendo en cuenta el adoquinado de las calles segovianas. Por ese motivo una de las mejoras va dirigida a la suspensión de los vehículos.

En el caso del paso de la Soledad al pie de la Cruz, se integrará también un mecanismo de colocación de la imagen, para asegurar la delicada maniobra de salida que tiene la talla de Aniceto Marinas debido a su altura.

En los trabajos, que se están realizando en la localidad de Navalmanzano, participan, entre otros, dos jóvenes ingenieros segovianos, que continuamente asesoran y los dirigen.

A ellos se une la experiencia de la conocida empresa de artesanía cofrade Bambalina Totana, con sede en la localidad murciana del mismo nombre. Sus responsables y trabajadores asesoran a la cofradía en aspectos prácticos y estéticos. El resultado final debe ser “tan perfecto como un traje de novia”, han asegurado en esta firma, y un especialista de la misma ha programado dos visitas a Segovia para que hasta el más mínimo detalle estético quede solventado de manera perfecta.

En cuanto a las labores de ebanistería, para los remates y adornos de los futuros pasos, se sigue el boceto planteado por uno de los cofrades más involucrados en este proyecto.

Desde la Presidencia de esta cofradía segoviana se confía en que el resultado final sea “del gusto de todos los cofrades, devotos y segovianos”. Estas mejoras fueron aprobadas por una asamblea extraordinaria en el mes de noviembre.

misa de hermandad Por otro lado, la cofradía celebrará una misa de hermandad el 1 de febrero, a las 20 horas, en recuerdo de los cofrades fallecidos y del que fuera párroco de San Millán e impulsor del crecimiento de la devoción hacia las imágenes de Marinas, don Jesús Sastre, recientemente fallecido.