La Cofradía de San Millán expuso las modernas carrozas que preservarán las tallas

Vecinos y cofrades descubrieron los nuevos vehículos fabricados en Navalmanzano.

9

Preservar las tallas del traqueteo de las procesiones y facilitar su instalación en las carrozas, evitando posibles golpes. Esa fue el objetivo que se fijó la Junta de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad al Pie de la Cruz y del Santo Cristo en su última Palabra, que tiene su sede en la iglesia de San Millán, cuando ideó las mejoras en los vehículos de sus imágenes titulares, y que han desarrollado en un taller de Navalmanzano y un estudio de ingeniería segoviano.

La Cofradía sacó ayer a la calle los nuevos vehículos y vecinos y cofrades conocieron las mejoras, que van desde la instalación de suspensiones hidráulicas, a una rampa de aluminio y un basculante para la carroza de la Virgen, un nuevo sistema eléctrico y anclajes más modernos.

El presidente de la Cofradía de San Millán, Miguel Ángel Clemente, explicó que están “muy satisfechos con el resultado, aunque para la Cofradía supone un importante esfuerzo”. Por eso, ayer aprovecharon para instalar unas urnas en las que recogieron donativos que ayudarán a sufragar parte del coste de las nuevas carrozas. En este sentido, Clemente destacó que la Cofradía contaba con un remanente y un cofrade realizó un donativo de 6.000 euros.

Sin embargo, aún queda una parte por pagar, con lo que agradecido por el gesto y la confianza de los 541 cofrades, Clemente apeló a la solidaridad de los segovianos para que “cada uno aporte lo que crea, aunque sean pequeñas cantidades”.