La Catedral afronta un año decisivo de obras para consolidar su futuro

Las máquinas comenzarán el 1 de octubre a trabajar en el proyecto del enlosado, los nuevos accesos al museo, el claustro y la librería

6

El hermoso perfil de la catedral de Segovia que puede verse desde algunos de los miradores más emblemáticos de la ciudad se verá alterado en los próximos meses por el inicio de las obras de restauración que, si todo avanza conforme al plan establecido, harán que la “Dama de las Catedrales” pueda ver mejorados sensiblemente algunos de sus espacios más singulares.

Las obras no se harán esperar, y de hecho, el próximo jueves 1 de octubre la empresa Quijano Construcciones comenzará a trabajar en el proyecto de rehabilitación del enlosado y el muro perimetral, así como en la recuperación de la librería situada sobre la Sala Capitular; y en la columnata y las pequeñas capillas de la zona del claustro que no se incluyeron en anteriores fases del plan de rehabilitación. El proyecto, con un presupuesto de 1,8 millones de euros, será financiado por el Ministerio de Cultura con cargo al uno por ciento cultural.

El presidente del Cabildo Catedral, Angel García Rivilla expresó su satisfacción por el inicio de los trabajos de un proyecto cuyo desarrollo ha estado plagado de vicisitudes que han impedido su avance conforme a las estipulaciones del Plan Director de restauración.

En este sentido, indicó que el desarrollo de las obras “tiene un plazo de ejecución de 18 meses, y tenemos la máxima confianza en que se cumpla, porque la empresa constructora adjudicataria nos ha demostrado ser de la máxima confianza en las reuniones previas que han mantenido tanto con el Cabildo como con el arquitecto responsable del Plan Director”.

García Rivilla se refirió de forma especial a la necesidad de una intervención “urgente” en el talud del enlosado colindante con la calle de San Geroteo, cuyo estado actual “es lamentable”.

En el muro perimetral, la intervención se centrará en la impermeabilización de toda la zona, así como en el tratamiento de las patologías que están deteriorabndo de forma severa la piedra. Además, se prevé la restitución puntual de algunos trozos originales de los leones de piedra , con el fin de dejar testimonio de su situación original.

El deán explicó que las obras servirán también para redefinir los accesos al templo, con el fin de poder diferenciar el uso cultual del turístico. De este modo, la entrada a la Catedral se hará por la denominada “Puerta del Perdón” del enlosado, restringiendo el uso de l actual acceso por la “Puerta de San Frutos”.

Otro de los aspectos que preocupan especialmente al Cabildo es el desarrollo de un proyecto museográfico que permita exhibir el ingente patrimonio que atesora el templo y que actualmente está infrautilizado. García Rivilla indicó que la Catedral “cuenta con un magnífico espacio ya remodelado que nos permitirá dar a conocer los tesoros que guarda la Catedral y que ahora pueden verse de forma muy restringida por falta de espacio”.

Así, puso como ejemplo que de la colección de 99 tapices que se conservan en el templo “apenas pueden verse unos pocos en las salas Capitular y de Santa Catalina”.

Para ello, el Cabildo tiene la intención de contar con expertos en museología y arte sacro para elaborar un proyecto museístico “que estamos convencidos que va a ser un bien muy importante para la Catedral y para Segovia”.

La Junta llevará a cabo la restauración de las cubiertas de la nave central

Uno de los proyectos de restauración más necesarios y más complejos por sus especiales características es el de restauración de las cubiertas de la nave central del templo cuya redacción está ya ultimando el arquitecto responsable del Plan Director con el fin de entregarlo en las próximas semanas a la Junta de Castilla y León para su estudio y posterior aprobación.

El deán de la Catedral explicó que la reparación de las cubiertas se antoja “muy importante” para proteger su magnífica estructura arquitectónica del riesgo derivado de las inclemencias meteorológicas del otoño y el invierno, y precisó que una vez entregado el proyecto a la Junta, la tramitación y posterior aprobación se hará “con la máxima celeridad”.

De este modo, García Rivilla expresó su confianza en que las obras en la nave central puedan coincidir en el tiempo con las del enlosado, ya que las previsiones iniciales apuntan a la primavera de 2010 como fecha para su inicio.

El deán señaló que el coste de este proyecto “será necesariamente muy importante debido a la complejidad de los trabajos”, y señaló que el plan director había estimado un presupuesto inicial “que el arquitecto está modificando, ya que la baremación de costes ha variado sensiblemente en lo que se refiere a los materiales y a otros elementos necesarios para una adecuada intervención”.