La caída de ingresos reducirá el presupuesto municipal de 2012 en al menos un 13%

La Concejalía de Hacienda calcula que los ingresos alcanzarán unos 57,4 millones, 8 millones de euros menos que en el ejercicio anterior.

1

El presupuesto municipal de 2012, en fase de elaboración, se reducirá al menos en torno a un 13% con respecto al ejercicio anterior como consecuencia de una acusada bajada de los ingresos. La Concejalía de Hacienda calcula que los ingresos —por cobro de tributos municipales, participación en impuestos indirectos y transferencias corrientes y de capital— alcanzarán unos 57.452.000 euros, lo que supondría una reducción del 12,79% con respecto al ejercicio de 2011 —65.878.000 euros—. En otras palabras, la concejalía que dirige Alfonso Reguera (PSOE), elabora las cuentas de 2012 con la previsión de que contará con 8 millones de euros menos que el año anterior; a lo que se añade la imposibilidad de acudir a nuevos endeudamientos para acometer inversiones, de acuerdo con las directrices del Gobierno de la Nación para reducir el déficit y controlar el gasto público. Además el Ayuntamiento, de forma extraoficial, ya sabe que este año no se firmará el Pacto Local y que, en consecuencia, tampoco dispondrá de otros 400.000 euros adicionales de la Junta de Castilla y León para financiar proyectos concretos con independencia de los presupuestos.

El Gobierno local (PSOE) confía en aprobar el presupuesto de 2012 a finales de este mes o en febrero, según aseguró Reguera, una vez que se analiza el impacto de las medidas adoptadas por el Gobierno Rajoy sobre la economía de la administración municipal; como la subida del IRPF, el IBI o la congelación de sueldos para los funcionarios.

Todas las concejalías reducirán gastos, si bien el Ayuntamiento garantiza que el recorte no afectará a la prestación de servicios ‘esenciales’ al ciudadano. En todo caso, el concejal de Hacienda avanzó ayer que se resentirán algunos programas de Servicios Sociales y de Empleo como consecuencia de la retirada unilateral de ayudas por parte de la Junta de Castilla y León. Se trata de programas que se cofinanciaban al 50% entre el Ayuntamiento y la Junta y que reducirán su presupuesto a la mitad como consecuencia de que la administración regional ha optado por suprimir las ayudas.

Entre los programas que se verán seriamente afectados, Reguera citó el Programa de Realojo, tras la erradicación del chabolismo, —la Junta ha anunciado que suprimirá ya la subvención de 250.000 euros al proyecto— o el programa de empleo Factor E.

“Si las subvenciones desaparecen, el Ayuntamiento intentará suplirlo hasta donde pueda (…) las competencias son de la Junta, que aportaba cantidades importantes para que el municipio llevará adelante los programas, pero sin estas ayudas, será difícil”, añadió el edil.