El jurado del Premio Internacional de PoesíaJaime Gil de Biedma’, que convoca la Diputación de Segovia, falló este martes la ganadora en el salón de Plenos. En esta ocasión, fue la cacereña Isla Correyero, cuyo nombre completo es Esperanza Correyero Rodríguez, la que se alzó con el galardón y un reconocimiento de 10.000 euros por su poemario ‘Japonesas’, entre más de 1.500 obras presentadas. Correyero toma así testigo de Gioconda Belli, que se llevó el premio de la edición de 2020,

Según valoró el coordinador del jurado Gonzalo Santonja, ‘Japonesas’ es una obra que “dice mucho a todos los que estamos introducidos en el mundo de la poesía”. Explicó, además, que se trata de un libro “de amor lésbico” en el que tres atmósferas del amor conviven para dar vida a sus versos: “El amor en plenitud, el roto y de desesperación, y que abre una ventana a la esperanza y la recuperación”.

El presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, encabezó el jurado que en su veredicto anunció además el accésit otorgado al sevillano Diego Vaya por su ‘Pulso solar’. Para Santonja, tiene una trayectoria “interesante y un futuro despejado”.

De Vicente: “Huir del lamento es posible”

La respuesta de los participantes, con más de 1.500 poemarios presentados en plena pandemia, ha sido un orgullo para la institución provincial. “La presente edición ha demostrado que huir del lamento circunstancial es posible. Que elegir el instante, el sentimiento y la profundidad, la reflexión y la luz, ante el sollozo, la aflicción y la oscuridad no sólo es admisible, sino que, además, es preciso; en muchos casos necesario y dignificante”, reflexionó De Vicente.

OPINIÓN | ‘Una reflexión’, por Ángel González Pieras