Subdelegacion Ayuntamiento Campana Limite Velocidad KAM2799
El jefe de la Policía Local, la concejala de Seguridad, la subdelegad del Gobierno y el jefe provincial de Tráfico. / KAMARERO

“En general los conductores segovianos cumplen con la normativa aunque, como en todo, siempre hay un porcentaje pequeño que no la cumple y eso ocurre también con respetar los límites de velocidad pero en una ciudad como Segovia la velocidad no es uno de los factores más importantes en la accidentalidad”. Así respondía ayer el intendente jefe de la Policía Local, Julio Rodríguez Fuentetaja, a la pregunta de si se circula muy rápido en la capital segoviana.

El responsable del cuerpo municipal que vela por la seguridad vial en el municipio acompañó a la concejala de Seguridad, Raquel de Frutos, a un acto de sensibilización organizado por la Subdelegación del Gobierno en Segovia, en el que la subdelegada, Lirio Martín, y el jefe provincial de Tráfico, Pedro Pastor, explicaron los objetivos que persigue la nueva limitación de la velocidad del tráfico rodado en las vías urbanas que entró en vigor el pasado martes.

Todos los asistentes destacaron que la reducción de la velocidad salva vidas y los estudios elaborados indican que circular a 30 kilómetros por hora o menos reduce en un 90% el riesgo de muerte del peatón en un atropello.

A diferencia de lo que ocurre en la capital segoviana, “una ciudad que por su infraestructura no permite circular muy rápido, salvo excepciones”, según puntualizó Pastor, en las vías interurbanas el exceso de velocidad es “el único punto negro que hay ahora mismo en la provincia; la mayor parte de las carreteras tienen limitación a 90 kilómetros/hora y es fácil ver que hay muchos conductores que circulan a 120 o 130 kilómetros/hora”.

El jefe de la Policía Local indicó que en la ciudad los puntos con mayor número de accidentes son los que registran mayor densidad de vehículos y coinciden con las principales arterias de distribución del tráfico y de unión entre los barrios y de acceso al núcleo urbano, como son Vía Roma, Padre Claret, Juan Carlos I, Conde Sepúlveda y Ezequiel González.

Rodríguez Fuentetaja comentó que las rotondas concentran el mayor número de accidentes de tráfico aunque, por lo general, de escasa gravedad. “A pesar de que hacemos campañas anuales y repartimos trípticos, hay conductores que no terminan de entender cómo circular por ellas”, recalcó.

Por su parte, Lirio Martín afirmó que con la entrada en vigor de las nuevas limitaciones de velocidad en los cascos urbanos “por fin se pone en marcha una normativa que humaniza las ciudades y permite un desarrollo sostenible de acuerdo con los ODS marcados por Naciones Unidas, que las ciudades estén orientadas a las personas, que peatones y vehículos tengan una convivencia más humana y, sobre todo, que esas limitaciones van a suponer un descenso en las muertes por atropello”.

Experiencias positivas

En este sentido, Martín comentó que hay experiencias en ciudades como Barcelona “donde los límites ya estaban vigentes con anterioridad en algunas de sus calles donde la siniestralidad grave y la mortalidad se ha reducido ya un 40%”.

En cuanto a las estadísticas, dejando de lado 2020 porque la pandemia y las limitaciones a la movilidad no permiten comparar cifras, lamentó dos fallecidos en 2019 por atropellos, uno de ellos en la capital, e informó de que en número de accidentes con heridos o víctimas superó ese mismo año el centenar, mientras que el año pasado sumaron 61 en vías urbanas.

“Una de las lecciones que hemos aprendido durante la pandemia es que caminando, sobre todo en ciudades como la nuestra, se llega a todos los sitios en un tiempo bastante razonable y que evitar sacar el vehículo a las calles en muchas ocasiones supone garantizar un comportamiento mucho más sostenible y un compromiso con el planeta”, aseguró la subdelegada.

En términos parecidos, la concejala de Seguridad incidió en que con los nuevos límites de velocidad Segovia se acerca a una “nueva movilidad que viene para quedarse” y facilita la incorporación de otros vehículos menos contaminantes a sus calles. Recordó que el equipo de gobierno municipal ha presentado hace pocos días el proyecto de un itinerario de carril bici que facilita esa convivencia “en beneficio de una ciudad más saludable”.

Recordó, por otro lado, que los patinetes eléctricos tienen consideración de vehículo desde el 2 de enero, cuando se publicó una nueva instrucción de la Dirección General de Tráfico (DGT) para los Vehículos de Movilidad Personal (VMP). Solo pueden circular por calzadas y tienen prohibido hacerlo por aceras y zonas peatonales. La edad mínima para conducirlos es 16 años y la velocidad máxima de fábrica es de 25 kilómetros por hora.

Algunos datos

  • Nuevos límites:
  1. Desde el pasado martes, día 11, en las vías con plataforma única de calzada y acera, el límite es de 20 km/h.
  2. En las de un único carril por sentido de circulación, el límite es de 30 km/h. como norma general.
  3. En las de dos o más carriles por sentido de circulación, el límite se mantiene en 50 km/h. como norma general.
  • Atropellos mortales. Entre 2016 y 2019 cuatro personas fallecieron en atropellos en casos urbanos de la provincia. Un peatón de 98 años en la capital y otro de 61 en Cuéllar, ambos en 2019, un ciclista de 71 años en San Rafael en 2017 y un peatón en silla de ruedas de 69 años en la capital en 2016.
  • Objetivo. Con la limitación de velocidad se persigue un nuevo modelo de seguridad vial alineado con la política de la UE y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para reducir en la próxima década un 50% los fallecidos y heridos graves.