La UVa, preocupada ante la falta de profesores para Enfermería

El rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo, señala que estudiarán la forma de incorporar docentes acreditados para el futuro grado, “un problema muy importante” al que han de hacer frente

UVA Antonio Largo Agustin Garcia Matilla Jose Mazarias KAM2967
El rector de la UVa, Antonio Largo, mantuvo ayer una reunión en Valladolid sobre el grado de Enfermería. / KAMARERO

La Universidad de Valladolid ya ha presentado en la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León (ACSUCYL) el proyecto de verificación del futuro grado de Enfermería que llegará a Segovia. Ayer por la mañana, el rector de la UVa, Antonio Largo, mantuvo una reunión en Valladolid, en la que abordó los que considera que son “dos problemas muy importantes”: las infraestructuras en las que se impartirán los estudios de Enfermería y la falta de profesores acreditados.

Pese a ello, Largo manifestó que se trata de un problema que “no es específico de Segovia” puesto que se ha dado en otras provincias como “Valladolid, Soria o Palencia y en todas las universidades que tienen Ciencias de la Salud”. Así, anunció que estudiarán la forma de incorporar docentes acreditados que permitan asegurar la “calidad” del grado.

Como ya avanzó El Adelantado, el primer curso del grado en Enfermería se desarrollará en las instalaciones del campus ‘María Zambrano’ el próximo curso 2022/2023 “en un número limitado de aulas”, según el rector. Pero esto será temporal y su ubicación “se irá viendo para los siguientes cursos” puesto que, una vez concluya la construcción del anexo al Hospital General de Segovia, “que llevará sus plazos”, se trasladará a la que será “su sede definitiva”. “Estamos contentos con estas buenas noticias”, afirmó el rector, al tiempo que señaló que ahora tendrán que trabajar “para que salga un proyecto bueno y de calidad”.

Es por ello por lo que la segunda infraestructura se convertirá en un Hospital Universitario, una condición que tiene de facto, al estar bajo el paraguas del convenio de la Universidad de Valladolid, junto con Sacyl. “El Hospital de Segovia, al estar recogido en el convenio, puede albergar la docencia universitaria”, explicó Largo.

A la espera de la autorización

A pesar de que el proyecto aún está en fase de definición, ya está dado el primer paso exigido para la implantación de un grado en la Universidad: la presentación de la memoria. Ahora es necesaria la autorización de ACSUCYL y, una vez que la UVa cuente con luz verde, deberá atender a las observaciones que se añadan al informe. “Hay que ser respetuosos con los plazos y los procedimientos académicos”, manifestó el rector.

El proceso de tramitación para la implantación de los estudios sigue los plazos requeridos, a la espera de que el proceso académico concluya ya en primavera, con el objetivo de iniciar las clases en septiembre de 2022.