Selectividad EBAU IES Andres Laguna Coronavirus KAM7057
Al fondo, alumnos colocados en fila antes de entrar a hacer la EBAU en el instituto Andrés Laguna en julio de 2020./ KAMARERO

La Universidad de Valladolid (UVa) estudia espacios alternativos para ubicar un tribunal de examen de la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) en Segovia y poder cumplir con todos los requisitos de seguridad e higiene requeridos por las autoridades sanitarias frente al Covid.

La coincidencia de las fechas de la todavía conocida como selectividad con los exámenes de grado y la actividad diaria del campus María Zambrano en junio, hace prácticamente imposible poder compaginar plenamente las dos actuaciones y ha impulsado al Vicerrectorado de Segovia a estudiar ubicaciones fuera del complejo universitario.

Con este fin, el vicerrector Agustín García Matilla ha conversado con la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, para tantear la posibilidad de utilizar instalaciones deportivas municipales y así ha sido trasladado a la Concejalía de Deportes. La operación “sería complicada”, según indican varias fuentes a esta redacción, ya que hay que proceder a montar y desmontar pupitres y material necesario para la realización de la prueba. Además no hay que olvidar que en este momento y no se sabe por cuánto tiempo, el pabellón ‘Pedro Delgado’ alberga un punto fijo de vacunación frente al Covid.

También ha habido conversaciones con representantes de la Junta de Castilla y León en Segovia, con los que parece pueden encauzarse las soluciones. Estudian la disponibilidad de centros educativos, culturales o de otra índole con salas amplias. “La Universidad de Valladolid trabaja en coordinación con la Junta de Castilla y León para buscar los espacios idóneos que aporten seguridad para estudiantes, profesores e integrantes de los tribunales”, según han indicado fuentes de la UVa. Esta operación logística también se lleva a cabo en otros distritos universitarios y en ningún caso debe afectar a la tranquilidad de los estudiantes que se preparan para acabar sus estudios de Bachillerato o ciclos de Formación Profesional y afrontar la selectividad, ya que la Universidad trabaja con tiempo suficiente para dejar concretado en próximas fechas las sedes de la EBAU.

El pasado curso en la convocatoria ordinaria, Segovia contó con tres tribunales en lugar de dos como venía haciendo desde hace muchos años. La ampliación se debió al incremento de aspirantes que se presentaron a las pruebas, unos 730 alumnos hicieron la fase general pero la cifra de inscritos, incluyendo los que iban a subir nota o hacían solo una parte de la EBAU superó los 800. También respondió a la necesidad de colocar los puestos de examen separados, la limitación de ocupación 25%-30% del aforo convencional de las aulas, la ventilación y limpieza de los espacios y el trazado de circuitos diferenciados de movilidad para evitar cruces y contactos.

En el campus María Zambrano se instalaron dos tribunales y se citó a la mayoría de estudiantes. La tercera sede se localizó en el instituto Andrés Laguna. La diferencia con respecto a la situación que se vive este año es que entonces la selectividad se hizo los días 1,2 y 3 de julio, sin que hubiera ninguna otra actividad ni prácticamente nadie más ni en el campus ni en el instituto. Este año la convocatoria ha vuelto a junio —se celebrará los días el 9, 10 y 11 de junio— cuando los centros, tanto el universitario como los de Secundaria, tienen aún a sus estudiantes en clase o haciendo exámenes. Además este curso por la necesidad que habido de desdoblar grupos se están utilizando habitualmente todos los espacios de los centros, incluso el nuevo salón de actos del campus María Zambrano.