hospital recoletas acelerador radioterapia SEGOVIA TRUEBEAM
Interior del búnker de la unidad de radioterapia de ‘La Misericordia’.

La unidad de radioterapia del Hospital Recoletas, conocido por los segovianos como ‘La Misericordia’, sigue haciéndose de rogar debido al retraso de la resolución del Consejo de Seguridad Nuclear, una documentación imprescindible para la entrada en funcionamiento del servicio.

Fuentes de Recoletas señalan que el inicio de la actividad de la unidad se producirá “en cuanto llegue el papel”, pero que hasta que no llegue la documentación es obligatorio esperar ya que esta resolución es la que permite al servicio utilizar la radiación para fines terapéuticos.

Este retraso con este trámite ha provocado la demora de la entrada en funcionamiento de la unidad, que de otra manera se hubiera presentado hoy o el pasado miércoles, tal y como indicó este periódico hace algunos días. “La fecha de la puesta en funcionamiento la marca el papel, nos encontramos pendientes”, aclaran fuentes de la empresa sanitaria.

Preguntados a este respecto, la Delegación de la Junta de Castilla y León aclara que están al tanto de la falta de la resolución del Consejo de Seguridad Nuclear y aclaran que la institución y la empresa ya tienen “todo preparado para empezar a derivar pacientes de la pública en cuanto la unidad este en funcionamiento”.

Es muy probable que no falte demasiado para poder asistir a un estreno tan esperado, pero de momento habrá que esperar a que se completen los trámites que marca la legislación.

La entrada en funcionamiento de las instalaciones permitirá que los segovianos que necesitan de estos cuidados no tengan que desplazarse hasta otras provincias para recibir un tratamiento vital para combatir sus dolencias. De esta forma, se dará por concluida la lucha de una provincia que durante 15 años ha peleado para contar con una unidad de este tipo.