Publicidad

Afronta una cita electoral, la segunda en un año ¿Qué ha cambiado desde el 28 de abril  hasta hoy?

En primer lugar, he cambiado yo, porque en abril no iba en la  lista electoral y ahora la encabezo, lo que para mí ha sido importantísimo. Lo afronto con ilusión, ganas, esfuerzo y trabajo, y me siento respaldado por un partido  deseoso de que esta desgraciada pero nueva oportunidad que ha dado el  presidente Sánchez pueda hacer que el Partido Popular gane las elecciones.

¿Qué  ha sido más difícil en esta campaña electoral, convencer a la ciudadanía de que vote al PP o de que acuda a votar el próximo domingo?

Las dos cosas. Me ha preocupado ver  el otro día una noticia de que las solicitudes de voto por correo han caído más de un 30 por ciento. Eso puede ser un síntoma de abstención, no lo se, pero me preocupa porque el voto es el ejercicio libre  de cada  ciudadano de elegir una opción nos guste más o menos una opción o otra, y es cuando podemos ejercer nuestra libertad  en democracia  para que luego no podamos decir que no podemos criticar si no hemos votado.

En esta campaña me ha preocupado hablar de los temas que afectan a las personas , las que nos preocupan día a día desde que nos levantamos  hasta que nos acostamos, los problemas que tenemos como padres, como hijos, como abuelos… Mejorar la sanidad, la educación, la atención a la dependencia, tener unas buenas pensiones, resolver la crisis económica que se avecina y que el presidente Sánchez parece estar negando con  las medidas que está tomando y que parecen atraer a la crisis, lo que es una temeridad. Queremos dar propuestas y  trabajar en un proyecto  común que es España y que es Segovia. A partir de ahí, cada elector tendrá que tomar sus propias decisiones, todas ellas sabias, pero sería una pena que a la hora de votar, los ciudadanos lo hagan con rabia y  que no piensen en la utilidad de su voto. En estos momentos, la tendencia de las encuestas señala que dentro del centro derecha, la única alternativa posible es la del PP y la de Pablo Casado como presidente, y yo invito a los votantes de centro derecha que unan su voto, que tiene que ser un voto estratégico, un voto práctico que sea útil para que en España pueda haber un gobierno fuerte.

Pero, ¿entiende usted el hartazgo de los ciudadanos hacia la situación de bloqueo político que vive España?

Sin duda alguna. Cuatro elecciones generales en cuatro años es una barbaridad, y este último año hemos tenido hasta cinco citas electorales. Los ciudadanos pueden ver y no les falta razón que algunos políticos  -y yo ahí no me incluyo- no están mirando los verdaderos problemas de los españoles y de los segovianos. El PP desde las pasadas elecciones hasta estas  ha hecho todo lo que estaba en su mano para formar un Gobierno. Rajoy se ofreció a Sánchez y éste no quiso llegar a un gobierno de coalición con el PP, Casado ha  ofrecido hasta nueve proyectos de Estado para llegar a un posible pacto y Sánchez ha dicho hasta tres veces no a un pacto con el PP, lo cual es muy preocupante, porque está derivando de los partidos constitucionalistas hacia los partidos independentistas y los herederos de Bildu. Si es grave pactar con alguien que quiera romper España, también lo es las hipotecas que pueda originar, y que tanto hemos criticado.

Las candidaturas del PP en Segovia aspiran a recuperar el status  tradicional que en Segovia daba al partido dos diputados y tres senadores. ¿Considera factible conseguir esta meta dado el actual panorama político?

Estoy absolutamente convencido de que el 11 de noviembre estaremos hablando de dos diputados y tres senadores por Segovia del PP. Lo que pasó en abril fue una excepción y recuperaremos el anterior estatus. Hay encuestas que hablan de resultados distintos a éste, pero todas las anteriores avanzan en la línea de que Segovia recupera el segundo diputado. Cada segoviano ejercerá libremente su voto y estamos trabajando en estos días para convencer a los segovianos de que la única opción posible, real y factible es el PP.

Desde la izquierda se les incluye en el mismo saco que Ciudadanos y VOX al hablar de ‘las derechas’. ¿Qué les diferencia del resto de partidos  que se sitúan en este espectro político?

Creo que hay muchas  diferencias, pero por destacar una es nuestra experiencia de gobierno. Nosotros sabemos lo que es gobernar ayuntamientos, comunidades autónomas, , sabemos lo que es gobernar en el país, y eso nos da una responsabilidad que el resto de partidos no tienen. Ellos escriben cartas a los Reyes Magos y dicen que es lo que van a hacer pero no cómo lo van a hacer. En esta vida, quienes tenemos  ya unos años sabemos que hay que pasar de las musas al Teatro, y hay mucha gente que todavía está en las musas. Otra  diferencia importantísima es la moderación. Creo que  tenemos que recuperar el sentido común, luchar por lo que nos une y trabajar por resolver los problemas de los españoles y de los segovianos.

 

Con respecto a Segovia, sigue habiendo incertidumbres importantes en cuanto a infraestructuras como el Teatro Cervantes o el palacio de Justicia. ¿Cuáles de estas preocupaciones trasladará al Parlamento cuando tome posesión como diputado?

Hay proyectos como estos, y otros como la SG-20, por los que los parlamentarios del PP vamos a luchar codo con codo y con la mano  tendida hacia el resto de representantes de Segovia en las Cortes  y sin partidismos para sacar adelante estos proyectos. La SG-20 no verá terminada este año y nos meteremos en 2020 y el Palacio de Justica sigue bloqueado, pero no vamos a ahondar en las diferencias y  lucharemos para que se resuelvan todos los problemas que han ralentizado y bloqueado la construcción de estas infraestructuras

 

En su anterior etapa como diputado en la Comisión de Defensa, usted estuvo muy pendiente de la evolución del futuro de la Base Mixta, sobre la que en los últimos años no se terminan de despejar las dudas sobre su futuro.

Me preocupa muchísimo. El PSOE en el año 2006 puso en marcha el Plan NOGAL  para optimizar el abastecimiento de los 12 centros logísticos del ejército y que cumplió sus objetivos de forma eficaz, pero también alumbraba la posibilidad de concentrar los centros logísticos en dos o tres unidades. En 2012 eso se paralizó y sigue paralizado, pero ahora me preocupa que el PSOE el pasado año haya vuelto a retomar esta idea de concentrar los centros logísticos ahora en uno solo. El secretario de Estado de Defensa  estuvo en Segovia y dijo que este asunto  no estaba encima de la mesa en el Ministerio, pero no es cierto, porque en su mesa está el plan Colce, que trata de concentrar todos los centros logísticos, y es un plan a cinco años, para que en 2025 se concentre todo. Segovia tendrá que estar muy pendiente de lo que haga el PSOE en caso de que gane las elecciones. Hace apenas tres  semanas, en un simposio en Toledo, el secretario de estado habló de este plan y de la conveniencia de centrar  todos los centros logísticos. Me preocupa mucho que el PSOE quiera llevarse la base mixta de Seovia, con el riesgo que eso supone para más de 200 trabajadores. Si no ganamos las elecciones, dedicaremos todo nuestro esfuerzo como oposición  para que el PSOE no lo haga porque no está apostando por la base mixta.

 

Hace unos días, el exalcalde Pedro Arahuetes aludía  en redes sociales a las candidaturas del PP asegurando que el  partido ‘premia’ a  quienes pierden las elecciones con puesto de salida en el Congreso y el Senado. ¿Qué opinión le merece esta afirmación?

El único comentario que me merece es la indiferencia y después la ignorancia que parece padecer el propio señor Arahuetes. Habría que recordarle que en 2011 yo me presenté como candidato y el PP ganó las elecciones, y sólo un acuerdo con IU le permitió gobernar. Es bueno que refresque la memoria.