La UME desinfectó por la mañana la residencia de Cantimpalos. / Lourdes Matarranz
Publicidad

La Unidad Militar de Emergencias (UME) se trasladó ayer domingo a distintas residencias de mayores de la provincia de Segovia donde dos equipos, integrados por 20 personas cada uno, realizaron las labores necesarias para garantizar el buen estado sanitario de las instalaciones. La Subdelegación del Gobierno en Segovia informó de que ya habían desempeñado los trabajos en los centros de Sacramenia, Cantalejo y Cantimpalos.

En este último municipio la desinfección en la Residencia Geriátrica Grupo Imerol-Los Sauces, dirigido por las hermanas Mercedes y Olga, se realizó por la mañana, según informó Lourdes Matarranz. Se trató de una intervención incluida en el protocolo de prevención de contagios del coronavirus y los efectivos de la UME estuvieron acompañados por agentes de la Guardia Civil de Cantimpalos.

Por otro lado, el Mando de Artillería Antiaérea de Madrid realizó controles en carreteras.