Las camas estructurales de cuidados intensivos se alzan hasta las 16 tras la ampliación. / KAMARERO
Publicidad

El aumento del número de contagios y, por consiguiente, de casos covid en la provincia comienza a arrojar datos muy preocupantes en cuanto a la presión sanitaria, que se encamina a una situación muy difícil sobre todo en la atención a los pacientes graves o críticos.

Conforme a los datos facilitados por la Gerencia de Asistencia Sanitaria, a día de ayer las 10 plazas de las que dispone la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital General de Segovia atienden ya de forma exclusiva a pacientes con complicaciones graves de coronavirus, lo que ha obligado a desplazar a otros siete pacientes que no padecen esta enfermedad a la Unidad de Reanimación.

Esta situación ha obligado a la gerencia a redistribuir el trabajo para evitar una mayor saturación en el servicio, por lo que varias operaciones quirúrgicas previstas para hoy martes han sido suspendidas a la espera de que la situación pueda mejorar. Ello dependerá en buena medida de la entrada en servicio de las seis nuevas plazas UCI construidas en el complejo hospitalario, que inicialmente iban a ser ocupadas a partir de ayer martes; aunque no será hasta finales de esta semana cuando comiencen a funcionar.

El motivo, garantizar la completa desinfección de toda la zona, ya que las pruebas previas realizadas ayer detectaron la presencia de un hongo que desaconsejó su apertura, por lo que se ha realizado una nueva desinfección cuyos resultados se conocerán esta semana, por lo que si no hay ningún problema podrían comenzar a funcionar a finales de la misma o principios de la que viene.

Si la presión en las UCIS es máxima, es menor en cuanto al número de ingresos en la denominada ‘planta Covid’ del Hospital General, que actualmente atiende a un total de 36 personas, lo que supone poco más de un 60 por ciento de la capacidad total habilitada, lo que permite un margen de maniobra por el cual no se plantean de momento emplear otros recursos, según aseguraron fuentes de la Gerencia.

Las 309 plazas estructurales de las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales públicos de Castilla y León están ya ocupadas prácticamente al 100% de media, ya que acogen a 308 enfermos -de los que 178 son pacientes infectados de Covid-19- (el 58%), mientras que la extensión de estas plazas realizadas por Sanidad hasta las 422 es lo que marca que se encuentren al 73%.

Así figura en la estadística publicada este lunes por la Junta de Castilla y León en el Portal de Datos sobre la crisis del coronavirus, que sitúa al Hospital Universitario Río Hortega con el porcentaje más elevado de la ocupación de sus UCI, con el 88 por ciento, aunque en este caso no se han habilitado más plazas que las 33 de que dispone estructuralmente, y de ellas están utilizadas 29 -19 de ellas por enfermos Covid-.

1.500 en la región

Con estos últimos registros, Castilla y León roza ya los 1.500 hospitalizados por Covid, ya que suman 1.467 -1.289 ingresados en planta y 178 en UCI- y representan el 31,5 por ciento del total de pacientes tratados en los hospitales de la Comunidad actualmente (4.647), ya que a los 308 ingresados en las UCI por todo tipo de patologías hay que sumar otros 4.339 pacientes en planta.

El dato de ocupación de las UCI, con personas ingresadas por diversas patologías o intervenciones quirúrgicas, es uno de los más vigilados por la Junta durante la pandemia de la covid, ya que el incremento de los contagios va asociado a un incremento de la hospitalización de críticos, lo que perjudica a la disponibilidad de UCI para la realización de operaciones y otras emergencias.

En cuanto a las plantas de los hospitales, la ocupación global media en Castilla y León es del 72 por ciento, con las peores situaciones detectadas en Salamanca (86%), Río Hortega de Valladolid (81%), Palencia (75%), León (73%) y Clínico Universitario de Valladolid (72%), todos ellos por encima de la media autonómica, mientras que por debajo se sitúan el de Soria (69%), Santiago Apóstol de Miranda de Ebro (66%), el de Ávila (64%), el de Medina del Campo (64%), Santos Reyes de Aranda de Duero (62%) y El Bierzo (61%).