El cuerpo de la Guardia Civil. / NEREA LLORENTE

La infracciones penales que cometieron los segovianos o, en cualquier caso, en tierras segovianas, bajaron en 2020 un 4,3 por ciento, de modo que se conocieron 4.164, según refleja el último balance del Ministerio de Interior. Así, el índice de infracciones penales por mil habitantes se sitúa en la provincia en el 27,1 por mil, casi diez puntos por debajo de la media nacional.

Concretamente, de acuerdo a la tipología de los delitos, la mayor parte de las infracciones penales registran datos a la baja, excepto los homicidios dolosos y asesinatos consumados o en grado de tentativa, que aumentan de tres a ocho. También se registra un ascenso en las sustracciones de vehículos, de 22 a 26 (un 18,2 por ciento).

Por el contrario, se redujeron los delitos contra la libertada e indemnidad sexual, en un 46,9 por ciento (de los 49 de 2019 a los 26 de 2020); de agresión sexual, en un 33,3 por ciento (de tres a dos); el resto de delitos contra la indemnidad sexual, en un 47,8 por ciento; los hurtos, en un 33,2 por ciento (de 195 a 152); robos en domicilios y establecimientos, de 500 a 372; robos con violencia e intimidación, en un 27,9 por ciento (de 24 a 16); de lesiones y riñas tumultuarias en un 13,5 por ciento, de los 37 de 2019 a los 32 de 2020; y de tráfico de drogas, en un 2,2 por ciento (de 46 a 45).

La subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, destacó que “Segovia es una provincia segura gracias a la excelente labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad”. En el último año, el número de agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional aumentó en Segovia un 9,3 por ciento, con lo que el número de efectivos por mil habitantes sube hasta el 5,2. “Sin duda, este aumento redundó en una mayor seguridad en la provincia, unido a la eficacia policial de los agentes, a los que quiero agradecer su entrega y dedicación para que los ciudadanos podamos vivir con tranquilidad”, apuntó la subdelegada.

Lirio Martín explicó que el porcentaje de infracciones penales esclarecidas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se situó en el 42 por ciento de enero a diciembre de 2020 y la tasa de detenidos e investigados por cada mil infracciones penales en 280 (superior a la media de los últimos cinco años).