La taquillera película ‘Intocables’ pasa de la pantalla a las Tablas

El Teatro Juan Bravo acoge hoy sobre el escenario esta adaptación de Garbi Losada protagonizada por los actores Roberto Álvarez, y con Jimmy Roca (20.30 horas)

156
Jimmy Roca y Roberto Álvarez, durante la representación de ‘Intocables’. / el adelantado
Publicidad

Es difícil que aficionados y espectadores no habituales de las salas de cine no recuerden el título ‘Intocables’; la película francesa que hace ya casi diez años conquistó las pantallas del mundo entero con una historia que podría haber estado cargada de dramatismo, pero que, sin embargo, se llenó de humor y verdad para plantear dos temas delicados. Por un lado la capacidad de un tetrapléjico para hacer una vida repleta de normalidad y, por otro, la integración, en pleno siglo XXI, de una persona de color en una comunidad de la élite francesa. Esa historia, que a muchos emocionó, a otros hizo reflexionar y a todos hizo reír, hace tiempo que dejó las pantallas de cine para salir a escena y mañana sábado, 7 de diciembre, llega a las tablas del Teatro Juan Bravo de la Diputación a partir de las 20:30 horas.

Lo hace con un rostro muy conocido en el papel de Phillippe, el de Roberto Álvarez, y con Jimmy Roca como Driss, el joven al que el primero contrata para ser su asistente. Junto a ellos, y dirigidos por Garbi Losada coautora de la adaptación con José Antonio Vitoria, actúan Iker Lastra y Begoña Maestre para completar una historia que comienza en el momento en que, tras sufrir un accidente y quedar tetrapléjico, harto de cuidadores que le tratan con condescendencia, un rico aristócrata termina contratando para esta labor a un joven marginal que acaba de salir de la cárcel. Aunque en un principio podría parecer que el trabajo es el menos adecuado para una persona de estas características, con ese bagaje social y totalmente ajeno a las normas de educación que se esperan de alguien que comparte espacio de vida con una sociedad elitista, Phillipe y Driss terminan comprendiendo de una forma poco ortodoxa sus respectivos mundos y construyendo una amistad que no entiende de razas, de clases ni de capacidades físicas.

Para Roberto Álvarez, quien hace unos meses concedía una entrevista a Libreto, la revista teatdel Teatro Juan Bravo, la cuestión que se pone sobre el debate con esta historia es, más que la falta de humanidad de la sociedad, la falta de recursos de las personas para saber relacionarse con otras personas que viven situaciones como la del protagonista de ‘Intocables’. “La gente no sabe si compadecerle, si ayudarle, qué le ayuda o qué no le ayuda”, asegura el actor, que ya ha convivido con otros personajes de peso sobre las tablas, como el de Lionel Logue, el logopeda en ‘El discurso del Rey’, o el de Helge, el padre pederasta en ‘Festen’.

Por una entrada que oscila entre los 16 y los 22 euros, en función de la ubicación y de la posesión del carnet de Amigos del Juan Bravo, los espectadores segovianos que deseen acercarse mañana al Teatro podrán saber cómo cambia la puesta en escena, de la grabación de las pantallas al directo de los escenarios, y recordar una historia que, antes de que pasase a las salas cinematográficas de la mano de Olivier Nakache y Éric Toledano, fue un relato contado en primera persona por Philippe Pozzo di Borgo, un adinerado francés que quedó prácticamente inmóvil en silla de ruedas tras un accidente de parapente y que entabló una amistad aparentemente imposible con Abdel Yasmin Sellou, un argelino que se convirtió en su mano derecha y su mayor apoyo.