4 1 WEB 2
Entrada de agua en la cola del embalse de Puente Alta esta semana, en el puente de la Cañada. /E.A.

La alarmante sequía que afecta a todo el país y de la que no se escapa tampoco la provincia de Segovia amenaza con restricciones en el abastecimiento de agua, de cara a las próximas semanas. La falta de lluvias y las escasas infraestructuras hidráulicas de la provincia auguran problemas de suministro en lo que queda de verano.

La situación en la provincia de Segovia no es tan crítica como en la cuenca del Duero en general, en la que la reserva hídrica se sitúa en el 42,2 por ciento de su capacidad, 35,8 puntos por debajo de la media de la última década. Los sistemas Riaza-Duratón y Cega-Eresma-Adaja en Segovia suman un 60,7% de agua embalsada, gracias al 58,4 por ciento que presenta el embalse de Linares del Arroyo y el 77,3 por ciento del Pontón Alto. Sin embargo la bajada del volumen de agua acumulada en el embalse del que se abastece la capital y su Alfoz es considerable en las últimas semanas, ya que a fecha de ayer registraba 5,7 hectómetros cúbicos de agua embalsada, por 6,7 el año pasado, cuando la media de los últimos diez años es de 6,2. En cuanto al pantano de Linares del Arroyo, contiene en estos momentos 31,8 hectómetros cúbicos, por 36,3 el año anterior, con una media de 32,2 en los últimos diez años.

La situación comienza a ser preocupante en la provincia y algunos ayuntamientos ya han adoptado restricciones de agua. Es el caso del Ayuntamiento de El Espinar, que a mediados de julio emitió un bando por el que informaba a los vecinos de los usos prohibidos hasta el 30 de septiembre. Entre las restricciones de obligado cumplimiento figuran la prohibición de riego de jardines públicos y privados entre las 10 y las 20 horas, y el baldeo, riego de calles, plazas, patios, etc., mediante manguera.

El Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso anunciaba también esta semana nuevas medidas para reducir el consumo de agua, a través de un nuevo bando. Se prohíbe usar agua de la red de abastecimiento para el riego de jardines y huertos y el llenado de piscinas entre las 9 y las 22 horas, así como el lavado de vehículos, superficies, calles o plazoletas privadas. El bando recuerda que el incumplimiento de estas prohibiciones será objeto de la sanción correspondiente. Además, el Ayuntamiento junto al Servicio de Aguas ha adoptado una serie de medidas como son: la reducción de la periodicidad y volumen de riegos en los jardines municipales, cierre de las fuentes municipales que no disponen de pulsadores, limpieza y seguimiento de captaciones, así como la búsqueda de posibles fugas, para mantener un mayor nivel de agua embalsada en el municipio.

Por su parte, la alcaldesa de Segovia, Clara Martín, explicaba hace unos días que hay una comunicación constante entre el Ayuntamiento y la Confederación Hidrográfica del Duero sobre el estado del embalse del Pontón Alto, “y todavía (4 de agosto) no hay recomendación de restricciones en el municipio, en relación a consumos municipales como regadío de parques y jardines, entre otros. “En el momento en que se produzca esa recomendación actuaremos para evitar problemas de abastecimiento y si peligra por el descenso de las reservas del Pontón, recurriremos al acuífero de Madrona o a Puente Alta para garantizar el suministro en la ciudad”, añadió.

Sobre el estado del embalse de Puente Alta, que presenta una considerable reducción del nivel de agua, el concejal no adscrito de Palazuelos de Eresma, Juan José Martín Sevillano, ha remitido un escrito al alcalde de Palazuelos de Eresma, para que el municipio inste al Ayuntamiento de Segovia a bombear agua urgentemente del acuífero de Madrona, “de manera preventiva”, para reservar Puente Alta de forma solidaria “y evitar que todos lo pudiéramos pasar muy mal si no se toman medidas ante la sequía que estamos sufriendo”.

Martín Sevillano recuerda que los núcleos de la carretera de La Granja (Parque Robledo, Carrascalejo, Peñas del Erizo y Quitapesares) se abastecen únicamente del embalse de Puente Alta, ubicado en Revenga, vía ETAP del Rancho del Feo, pertenecientes a Segovia. Además, añade que de ese mismo embalse se abastecen Revenga, Hontoria, los polígonos industriales y los barrios altos de Segovia, dándose cobertura en caso de necesidad a los municipios de la Mancomunidad Muerta e incluso por bombeo a El Espinar.

CASTILLA Y LEÓN

En cuanto a la situación hídrica de la cuenca del río Duero, Ical informaba ayer que se encuentra al 42,2 por ciento de su capacidad, con 3.170 hectómetros cúbicos embalsados de los 7.507 que tiene de capacidad total. Se trata de una reserva que se encuentra 17,5 puntos por debajo de la registrada el pasado año en las mismas fechas, cuando el conjunto de los embalses de la cuenca se encontraban al 59,7 por ciento de su capacidad, y es netamente menor a la media de los últimos 10 años, del 78 por ciento, y que asciende a 5.860 hectómetros cúbicos.

Los sistemas de Carrión y Pisuerga, en la provincia de Palencia, son los que peor situación presentan, con un 24,9 y un 23,9 por ciento de agua embalsada, respectivamente, a 9 de agosto.

En León, en el sistema Esla y Órbigo, el volumen de agua embalsada actual es también bajo, de un 42,8 por ciento de su capacidad. Soria tampoco cuenta con una situación idónea, mientras que la situación mejora en los sistemas Tormes y Águeda, en Salamanca. La mejor situación la tiene el sistema Arlanza, en la provincia de Burgos, con 17,5 hectómetros cúbicos de agua en el embalse del Arlanzón y 44,4 en el de Urquiza.

PREOCUPACIÓN EN LA MANCOMUNIDAD DE LA MUJER MUERTA

La situación de la falta de agua empieza a ser preocupante en los pueblos que integran la Mancomunidad de la Mujer Muerta: La Losa, Ortigosa del Monte y Navas de Riofrío, que este verano han empezado a abastecerse del embalse de Puente Alta mucho antes que otros años, lo que está rebajando el nivel almacenaje de agua del pantano ubicado en Revenga. Los alcaldes de las tres localidades se han reunido esta semana para poner en común la problemática que están padeciendo motivada por la falta de precipitaciones. La Mancomunidad de la Mujer Muerta tiene una concesión de agua de Puente Alta, a la que suelen recurrir estos pueblos pocos días del verano; sin embargo, las circunstancias de sequía de este año han adelantado la aportación de Puente Alta, lo que supone un incremento del coste de ese suministro, debido a la subida del precio del combustible, necesario para el funcionamiento de los equipos que bombean a los municipios para que finalmente llegue a los domicilios.

La situación más preocupante se registra en Navas de Riofrío. La alcaldesa, Pilar Reques, emitía un bando este martes, por el que recordaba que la captación de la que se abastece el municipio, la presa del río Peces, ha agotado su capacidad para suministrar el agua de consumo. Por tal razón, empezaron a coger agua de Puente Alta el pasado mes de julio de manera diaria. “Esta captación extraordinaria, aparte del coste elevado de su suministro, tiene unas limitaciones en caudal y bombeo, que es necesario preservar para asegurar su aporte a los tres municipios de la Mancomunidad de la Mujer Muerta durante todo el verano”, señala la alcaldesa.

Desde el Ayuntamiento han insistido en lo obligado de la reducción drástica del consumo no necesario, sobre todo los riegos. Pero, la alcaldesa lamenta el incumplimiento de esas obligaciones por parte de muchos vecinos, y por ello a través de un nuevo bando, se prohíbe: llenado de las piscinas; riego de jardines, exceptuando goteos entre las 12 de la noche y las 8 de la mañana; lavado de patios, terrazas, aceras y vehículos, y riego de huertos por inundación, estando permitido el goteo. La alcaldesa afirma que de no reducirse el consumo innecesario, “nos veremos obligados a realizar cortes del suministro a partir de la semana que viene, con el fin de asegurar que todos los vecinos reciban el servicio con las debidas garantías.

El alcalde de Ortigosa del Monte , Juan Carlos Cabrejas, también publicó un bando el martes, en el que señala que el aporte extraordinario desde el pantano de Puente Alta al municipio ha crecido y se ha adelantado en el tiempo. “Nunca antes habíamos tenido que recurrir, a lo que es y debe seguir siendo, un complemento a nuestros recursos hídricos propios”. La localidad se abastece principalmente del río Milanillos.

Por todo ello, anima a los vecinos a consumir con sentido común para evitar más restricciones. Y recuerda las prohibiciones actuales: llenado de piscinas; riego de jardines, exceptuando goteos entre las 12 de la noche y las 8 de la mañana; lavado de patios, terrazas, aceras y vehículos, y riego de huertos por inundación, estando permitido el goteo.

Mientras, en La Losa, que se abastece de dos manantiales, y desde hace dos meses de Puente Alta, la alcaldesa, Mercedes Otero, mantiene las siguientes pautas: con carácter general se ha de hacer un uso moderado e inteligente del agua; se prohíbe el lavado de vehículos en la vía pública y la utilización de baldeo o manguera para su lavado en cualquier lugar; no se puede regar los patios entre las 10 y las 21 horas; los riegos de jardines se realizarán aplicando sistemas de ahorro de agua y deberán ser revisado periódicamente; se ruega no realizar ningún llenado de piscina, y se recomienda la comprobación periódica de la lectura del contador por los usuarios para controlar el consumo de agua y la pronta detección de averías.