Imagen de la Semana Santa de Segovia, declara de Interés Turístico Nacional. / KAMARERO

La Junta de Castilla y León ha decidido suspender las procesiones y actos multitudinarios vinculados a la Semana Santa (del 28 de marzo al 4 de abril), y ha prorrogado  hasta el 23 de febrero el cierre del interior de la hostelería, así como de los grandes establecimientos comerciales, salas de juegos y gimnasios debido a la “grave” situación que vive la Comunidad como consecuencia del coronavirus.

El vicepresidente portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, ha informado este lunes a los representantes de las Juntas de Semana Santa que el “contexto grave y extremo” que vive la Comunidad a causa de la tercera ola de la pandemia impedirá que este año se celebren los principales actos de la semana de pasión que conllevan la reunión multitudinaria de personas

De forma que por segundo año consecutivo, debido a la pandemia, la Semana Santa de Segovia, que está declarada de Interés Turístico Nacional, se quedará sin actos procesionales ni actividades de concurrencia masiva. Será una Semana Santa de recogimiento en la que no faltarán propuestas religiosas y culturales a través de Internet.

Según ha informado el Gobierno autonómico a través de un comunicado, el vicepresidente ha mantenido este lunes, 8 de febrero, una reunión por videoconferencia con representantes de las Juntas de Semana Santa de Castilla y León, que tienen distinción internacional y nacional, donde ha expuesto la situación epidemiológica “extrema” de la Comunidad.

Las explicaciones de Igea suponen la confirmación definitiva de la suspensión de la mayoría de actos relativos a la Semana Santa en la Comunidad, después de que el pasado mes de enero el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, sostuviera que “un escenario tan complicado hace casi evidente que no se van a poder desarrollar los desfiles profesionales tradicionales”.

Por otra parte, Igea ha agradecido la colaboración, el clima de entendimiento y de diálogo de los representantes de la Semana Santa y ha quedado a su disposición para establecer futuras comunicaciones, han informado desde la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior.

El presidente de la Junta de Cofradías de Segovia, Víctor García Rubio, considera una decisión “sensata” y esperada la comunicada ayer por el vicepresidente. “Hay que actuar con seguridad, cumpliendo las medidas preventivas y con actos de aforo reducido”, ha indicado García. La Junta de Cofradías dará a conocer más adelante el programa de actividades que prepara para “mantener el espíritu cofrade” aunque sea con una Semana Santa virtual.

Prórroga

En esta misma mañana del lunes, la Junta ha celebrado un Consejo de Gobierno, de forma telemática y extraordinaria, en el que ha decidido prorrogar quince días más, hasta el 23 de febrero, las medidas restrictivas de carácter excepcional decretadas para la pandemia en toda la Comunidad y que contemplan, entre otras, el cierre del interior de la hostelería, de los centros comerciales y de los gimnasios y centros deportivos.

La nueva prórroga se establece para un nuevo periodo de catorce días y comenzará a las 00.00 horas del miércoles, 10 de febrero, con vigencia “inicialmente” hasta las 23.59 horas del martes día 23.

Esta decisión se ha adoptado en función de los últimos informes que reflejan la “negativa situación epidemiológica y asistencial” en el conjunto territorial autonómico durante los últimos días, según la Junta. “Castilla y León —añade la Administración en una nota de prensa—mantiene el riesgo extremo, por transmisión comunitaria no controlada y sostenida de la infección por SARS-CoV-2 que excede las capacidades del sistema sanitario, lo que obliga a seguir con la aplicación de estas actuaciones de carácter excepcional”.

Toque de queda

Además continúa vigente el toque de queda entre las 20.00 y las 06.00 horas, al menos hasta que se manifieste el Tribunal Supremo, situación que podría producirse próximamente. La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Supremo tiene previsto celebrar hoy martes una reunión en la que se pronunciará sobre la medida cautelar solicitada por el Ejecutivo de Pedro Sánchez para suspender el adelanto de la hora del toque de queda aplicado en Castilla y León.

Permanece también la limitación a cuatro personas de la participación en reuniones sean en espacios de uso público o privado y la reducción del aforo en lugares de culto a un tercio de su capacidad, con un máximo de veinticinco asistentes. Además, Castilla y León mantiene la prohibición indefinida de la entrada y la salida de personas del conjunto territorial castellano y leonés “y entre todas y cada una de sus provincias”, con las excepciones indicadas en los correspondientes acuerdos de la Presidencia de la Junta.

 Propuestas de sanción

En la primera semana de febrero, entre el día 1 y 7, las Fuerzas de Seguridad formularon un total de 69 denuncias en la provincia de Segovia por incumplimientos en el ocio nocturno y en la movilidad y otras 26 por el mal uso de las mascarillas, según los datos facilitado por la Subdelegación del Gobierno.