Turismo Rural activo 1
Varias personas, disfrutando de una visita a las Hoces del Duratón. / EL ADELANTADO

La llegada de la Semana Santa permitirá la creación este año de 350 nuevos puestos de trabajo, lo que supone un 6,3 por ciento menos que el año pasado, en que ya se vio afectada esta temporada por la suspensión de muchas de las actividades económicas. Según las previsiones que maneja la empresa de recursos humanos Randstad, se trata de una nueva bajada en las contrataciones que ya se produjo el año pasado, en que en Segovia se cuantificaron 373 contrataciones.

Para llevar a cabo este análisis, la empresa ha tenido en cuenta los datos de los sectores de transporte y distribución, hostelería y entretenimiento, que son los que tradicionalmente impulsan la incorporación de profesionales durante este periodo.

El motivo de que la cifra de contratos sea este año menos a la de 2020, cuando la Semana Santa tuvo lugar en pleno Estado de Alarma, está en que la contratación comenzó varias semanas antes, cuando las expectativas no eran tan negativas como sí las son ahora. “Las restricciones a la movilidad y los cierres perimetrales han dado al traste con las pocas esperanzas que se tenían en la Semana Santa como generadora de empleo y por ende, dinamizadora de la actividad económica. Las expectativas en general son peores que el año pasado, pero algunas regiones mejorarán sus cifras gracias, en gran parte, a las posibilidades que ofrecen las restricciones más laxas para la hostelería”, asegura Valentín Bote, director de Randstad Research.

Randstad prevé que la campaña de Semana Santa genere en Castilla y León 3.660 contratos, 358 menos que hace un año, cuando se registraron 4.018. La contratación en esta Semana Santa será en la comunidad un 8,9% inferior a la campaña de 2020, el segundo mayor descenso del país, solo superado por Extremadura (-9,2%), 7,3 puntos porcentuales más pronunciado que la media nacional (-1,6%). Castilla y León generará el 4,1% de todos los contratos que se firmarán por Semana Santa en nuestro país.

A nivel provincial, Valladolid (con 780 firmas), León (640) y Salamanca (580), registrarán los mayores volúmenes de contratación de Castilla y León, aunque los redujeron un 5%, un 11,8 y un 11% con respecto al pasado año. Las siguen, con volúmenes inferiores a 500 contratos, Burgos, con 450 firmas (y un descenso del 6,6%), Segovia, con 350 (-6,3%), Ávila, con 260 (-15,2%), Palencia, con 210 (-5,4%), Zamora, también con 210 (-13,4%), y Soria, con 180 (-6,6%).

De este modo, Segovia se encuentra por encima de la media de contrataciones de toda la Comunidad. En el conjunto del país, se firmarán 88.420 contratos para la campaña de Semana Santa, un 56% menos que en 2019, e incluso un 1,6% inferior al volumen del año pasado. Cuando se analiza la serie histórica, se detecta que la contratación durante Semana Santa suele comportarse como un reflejo de la situación económica en España.