13 1 ruta violeta
Las bibliotecarias entregaron plantas de aloe vera, como símbolo contra la intolerancia. /E.A.

La Diputación de Segovia estrena su ‘Ruta Violeta’, un nuevo espacio en los bibliobuses de la institución que llevarán a toda la provincia libros y películas basados en la igualdad. Esta nueva iniciativa, incluida en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, fue inaugurada ayer por el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, acompañado de las bibliotecarias de los bibliobuses, María Jesús Artalejo, Pilar Martín y Esmeralda Arribas.

El presidente de la Diputación explicó en rueda de prensa cómo la idea partió de las bibliotecarias a raíz de otra fecha marcada en el calendario y con la que la institución siempre se muestra comprometida, el 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Entonces, en los bibliobuses ya se dedicó una ubicación especial para los libros vinculados a la lucha por los derechos de la mujer y ahora, meses después, se ha determinado que ese rincón sea “la Ruta Violeta, la ruta cero, el punto de partida de toda la cultura que prestamos a los usuarios de nuestras bibliotecas móviles, porque si no partimos de una enseñanza en igualdad, nunca seremos una provincia culta y equilibrada”, explicaba Miguel Ángel de Vicente. Por ello, según el presidente, quien citaba a Simone de Beauvoir señalando que “no nacemos personas, sino que llegamos a serlo”, la institución provincial “no cejará en este intento de socialización permanente en todos los ámbitos y todas las etapas vitales”.

De este modo, la ‘Ruta Violeta’ acompañará a cada uno de los bibliobuses en todos sus trayectos, ocupando un lugar destacado en los vehículos. Pintado y decorado de violeta, en él se podrá encontrar toda la literatura, infantil, juvenil y para adultos relacionada con la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. “Seleccionamos todos los libros y las películas en las que las mujeres son protagonistas y tenemos, desde cuentos infantiles o novelas, hasta estudios de psicología”, apuntaba Pilar Martín, explicando que en la ‘Ruta Violeta’ se pueden encontrar desde profundos y densos estudios sobre el tema hasta cuentos e historias juveniles de fácil lectura y comprensión.

Maletines de la diversidad

Tal y como comentaba el presidente de la Diputación y también titular de Asuntos Sociales, los maletines de la diversidad y de la igualdad propuestos desde su Área para iniciativas anteriores han servido de base y referencia al contenido de la ‘Ruta Violeta’, y todos los libros que estos contienen, como ‘Bonitas’ de Stacy McAnulty, ‘Mi familia es de otro mundo’ de Cecilia Blanco, ‘Fuerte’ de Roy Galán o ‘Todos deberíamos ser feministas’ de Chimamanda Ngozi Adichie, también se pueden encontrar en un espacio que irá renovando sus recursos de forma habitual, a medida que vayan surgiendo nuevas publicaciones o películas.

De este modo, ahora mismo los usuarios de los bibliobuses pueden tomar prestados libros sobre Santa Teresa de Jesús o la Reina Isabel la Católica, otros de feministas destacadas como Simone de Beauvoir, Clarissa Pinkola o las Sinsombrero o también otros como el último Premio Nadal, ‘El lunes nos querrán’, de la autora marroquí Najat El Hachmi. Además, películas como ‘Princesas’ de Fernando León de Aranoa, ‘Ágora’ de Amenábar, ‘Flor del desierto’ de Sherry Hormann, ‘Una cuestión de género’ de Mimi Leder, ‘La directora de orquesta’, de Maria Peters, o ‘Figuras ocultas’, de Theodore Melfi, que narra la historia desconocida de tres científicas afroamericanas que trabajaron para la NASA, también figuran en la estantería de una ‘Ruta Violeta’ con la que la Diputación espera, como apuntaba Miguel Ángel de Vicente, “que una estela violeta recorra cada uno de los kilómetros de igualdad de nuestra provincia inspirando a niños y adultos a la hora de adoptar comportamientos y hábitos que nos equiparen en nuestros derechos y obligaciones”.

Por último, las bibliotecarias manifestaban también su deseo de que esta ‘Ruta Violeta’ se convierta “en un homenaje a aquellas mujeres del medio rural que siempre han demostrado ser las auténticas luchadoras, garantizándonos a todas, generación tras generación, alcanzar poco a poco la igualdad”. En representación a esa lucha y a la búsqueda constante de una cura que sane las desigualdades, las bibliotecarias han obsequiado al presidente y los diputados José María Bravo y Azucena Suárez con una planta aloe vera, simbolizando la amarga condición de la mujer en las sociedades patriarcales que subsisten en muchas culturas actuales.