El proyecto permitirá el paso por el adarve de la Muralla en la zona del huerto del Hospital de la Misericordia. / Nerea LLorente
El proyecto permitirá el paso por el adarve de la Muralla en la zona del huerto del Hospital de la Misericordia. / Nerea LLorente

La restauración de un tramo de la Muralla de Segovia de 311 metros de longitud, situado entre la Puerta de San Cebrián y el muro norte de la propiedad del Hospital de la Misericordia, alcanza ya a cuatro de las diez torres completas de su trazado y a seis de los diez lienzos, lo que supone más de la mitad de la superficie de intervención y el 33% en cuanto a la ejecución presupuestaria, según informaron la alcaldesa, Clara Luquero, y la concejala de Patrimonio Histórico, Clara Martín, durante una visita a la zona donde trabaja la empresa Estudio Método de la Restauración desde el pasado mes de septiembre.

Las responsables municipales han mostrado su satisfacción por el avance de la intervención en este importante monumento de la ciudad, que se prolongarán hasta el mes de julio.

Luquero ha recordado que el presupuesto supera la cifra de 1,4 millones de euros y esta restauración se lleva a cabo gracias a la financiación del 1,5% cultural del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), que ha aportado el 75%, 1.098.450 euros, mientras que el Ayuntamiento de Segovia contribuye con el 25% restante, 366.150 euros.

Martín ha explicado que los trabajos realizados hasta el momento se han centrado sobre todo en la limpieza de la vegetación, teniendo en cuenta que la ladera norte de la Muralla es muy húmeda y, por lo tanto, propensa a una vegetación arbórea muy densa.

En uno de los puntos, junto al edificio del Hospital de la Misericordia, que está al ras del paño del monumento, la intervención está siendo especialmente delicada porque “había árboles que habían enraizado en la propia Muralla y eso ha supuesto hacer un desmonte parcial de la misma para luego proceder a su reconstrucción”, ha señalado la edil socialista.

A partir de ahí, se han realizado trabajos de consolidación, restauración de elementos y reconstrucción de las zonas que han sido objeto de la retirada de la vegetación.

Por otro lado, Martín ha informado de que se han determinado varios espacios para documentar los estratos arqueológicos presentes, con la participación de un arqueólogo, pero ha puntualizado que el objetivo de localizar una de las antiguas puertas de la Muralla no conservadas no ha sido posible “por las condiciones del entorno” y porque hubo un derrumbe en ese punto a mediados del siglo XIX y se hizo una reconstrucción en la que se cubrió ese acceso.

Se trataría de la conocida como Puerta de Fuente Cercada, uno de los al menos ocho postigos que llegó a tener la Muralla. Precisamente en esta zona el monumento hace un quiebro de 90º, propio de cuando se dispone un acceso. Por ello se piensa que es aquí donde se situaba, coincidiendo su camino de subida con una vaguada natural que, aunque muy enterrada, todavía se diferencia claramente.

Sí ha sido posible, por ejemplo, documentar la cimentación original de una de las torres, que posteriormente se va a consolidar y quesará visible.

Además del seguimiento arqueológico, también se está llevando a cabo un control exhaustivo de la avifauna, con un experto en aves, que ha determinado la ubicación exacta de nidos en la Muralla, con medidas correctoras si es necesario durante el proceso de restauración.

A estos dos profesionales se suma un geólogo, como soporte técnico de asistencia a la dirección facultativa de la obra en este bien de interés cultural (BIC).

La concejala de Patrimonio Histórico ha explicado que, a partir de ahora, los trabajos de restauración se desarrollan en la zona situada en el extremo oeste del tramo de intervención, donde se asienta el edificio del Hospital de la Misericordia y donde está documentada la existencia de la denominada Fuente Cercada, un manantial que brota en este punto de la Muralla “y hay que proceder a su limpieza y restauración”.

Aunque la ejecución se han visto afectada por la crisis de suministro de materias primas en algunas partidas, la responsable municipal considera que se lleva a cabo conforme al proyecto original.