El proyecto de recuperación fue presentado por el equipo de Gobierno sobre el terreno en el mes de julio de 2020. / KAMARERO
El proyecto de recuperación fue presentado por el equipo de Gobierno sobre el terreno en el mes de julio de 2020. / KAMARERO

En julio de 2020, el equipo de Gobierno convocaba a los medios de comunicación para presentar las líneas fundamentales del “proyecto estrella” –como así lo definió la entonces alcaldesa Clara Luquero- de la ciudad para los próximos años, centrado en la recuperación del Valle de Tejadilla. La convocatoria de fondos europeos realizada por la Fundación Biodiversidad para el fomento de actuaciones dirigidas a la “renaturalización y resiliencia de ciudades españolas” enmarcada en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia impulsado por el Gobierno central parecía oportuna para conseguir los 3,5 millones necesarios para su desarrollo, y así fueron solicitados por el Ayuntamiento de Segovia en concurrencia competitiva con otras muchas ciudades y pueblos.

Pero la solicitud de Segovia no ha contado con el favor del Ministerio para la Transición Ecológica, y ha sido desestimada, lo que a priori parece poner en cuestión el futuro desarrollo de este proyecto, tal y como aseguró ayer el portavoz del PP en el Ayuntamiento Pablo Pérez, que anunció ayer en rueda de prensa el que denominó un “nuevo fracaso de gestión” del equipo de Gobierno al perder esta subvención.

Pérez señaló que el baremo establecido para la convocatoria establecía un máximo de 100 puntos para los proyectos presentados, valorando la calidad técnica (30 puntos), la propuesta medioambiental y social (35 puntos) y la calidad estratégica (30 puntos), y el listado elaborado por el Ministerio con las solicitudes rechazadas señala que la propuesta de Segovia fue de las menos valoradas, con tan solo 13 puntos.

Así, el portavoz popular atribuyó la pérdida de la subvención al trabajo desarrollado por el equipo de Gobierno, que “no ha sido bueno”, y señaló que el Gobierno “del mismo signo político del Ayuntamiento ha dado un suspenso a la gestión del equipo socialista, por lo que alguien debería asumir algún tipo de responsabilidad”.

Pablo Pérez. / EL ADELANTADO
Pablo Pérez. / EL ADELANTADO

Pérez manifestó que el Ayuntamiento “ha generado unas falsas expectativas entre los vecinos y los ciudadanos con un proyecto muy importante para la ciudad, y deberían haberse esforzado para presentar un buen proyecto en lugar de buscar titulares y noticias y anunciarlo a bombo y platillo como uno de sus proyectos estrella”.

Se refirió también al modelo “de fotos y caduco” que el equipo de Gobierno practica desde su llegada al Ayuntamiento, y señaló que “la ciudad no avanza” con esta estrategia, para recordar después que esta subvención no es la primera que se pierde por la gestión municipal; que según las cuentas realizadas por el PP lleva ya 12 millones de euros perdidos por este motivo.

Las ayudas del Plan de Sostenibilidad Turistica o los proyectos de acción local de la Agenda Urbana fueron algunos ejemplos esgrimidos por Pérez para resaltar la pérdida de estos recursos externos, y recordó que la mayor parte de las ayudas perdidas “han sido en concurrencia competitiva con proyectos que no alcanzan la puntuación mínima o se quedan al final de todos los presentados, lo que nos deja ante una gestión política muy pobre”.

Desde el Ayuntamiento, la respuesta a las criticas del PP no se hizo esperar, y la alcaldesa Clara Martín lamentó la política de “cuanto peor, mejor” que los populares practican a la hora de defender proyectos para la ciudad.

Justificación

En el caso del Valle de Tejadilla, Martín indicó que “hubo que preparar un proyecto en un periodo muy corto de tiempo y en este caso, la propuesta fue redactada por una consultora externa, ya que desde el Ayuntamiento tenemos que ejecutar y trabajar en muchos otros proyectos”.

“Hay convocatorias que se ganan y otras que se pierden”, aseguró la alcaldesa, que ironizó al señalar que “estamos esperando a que el PP nos felicite por los 6,8 millones en subvenciones que hemos conseguido hasta el momento”, y precisó que el PP “no ha participado ni ha querido saber nada de estos proyectos, y solo salen a la palestra para criticar que todo vaya mal sin dejar siquiera que diéramos cuenta de esta noticia en Junta de Gobierno”.

En cuanto al desarrollo de este proyecto desde su génesis, Martín señaló que el Ayuntamiento tenía un proyecto inicial para la revegetación de la senda del valle con un millón de euros, al que se añade el convenio con Aquaes para la renovación del colector, que asume la empresa y que no es subvencionable. “En el resto de parcelas no podemos intervenir, al ser de titularidad privada”, explicó la alcaldesa, por lo que «en la solicitud de la subvención presentamos una propuesta aumentando a los 3,5 millones en la que incluimos parte de la cabecera del valle con La Tejera, pero el ministerio no lo ha considerado, y ahora haremos un estudio para poder concurrir a otras subvenciones”.

El equipo de Gobierno se verá obligado a “repensar el proyecto”, ya que “nuestro compromiso de recuperar el valle sigue firme, y si no lo hacemos con subvenciones, sería con fondos propios”.

Por otra parte, señaló que la renovación del colector marcará la recuperación de todo el entorno, así como mejorará el servicio a los polígonos industriales, y el Ayuntamiento “irá actuando conforme a la capacidad económica y técnica” una vez que comiencen las obras. Sobre este aspecto, indicó que la licitación está prevista para el presente año, ya que la empresa está ahora actualizando precios en el pliego para responder a las exigencias del mercado.

Características

El proyecto, bautizado como Plan de adecuación ‘El Tejerín’, implicará intervenir sobre 175.000 m2 de terreno, con un presupuesto estimado de 3,5 millones de euros, que se elevará hasta los 8,3 millones de euros al estar implicada también la renovación del antiguo colector que recorre el valle a lo largo de sus 5 kilómetros –se llevará a cabo a través de un convenio con la empresa pública Aquaes–.

Se construirá un gran parque que requerirá de la plantación de arbolado, revegetación de la zona e instalación de mobiliario diseñando zonas estanciales para el encuentro ciudadano; habrá caminos para el paseo y la actividad física, un gran área de juego infantil que incluirá una zona de juegos de agua una pista polideportiva y otra pensada para el ejercicio de la actividad física de los niños.

La movilidad se resolverá con tres zonas de aparcamiento, de 60, 70 y 100 plazas –en la cabecera del valle, en la plataforma opuesta y en la parte intermedia del espacio natural–, y con viales de acceso que conectarán toda el área recreativa con el entramado urbano. Se facilitará así que vecinos de toda la ciudad aparquen sus vehículos y después se desplacen a pie por el interior del valle.

El colegio ha sufrido durante años las consecuencias del deterioro del entorno natural. / KAMARERO
El colegio ha sufrido durante años las consecuencias del deterioro del entorno natural. / KAMARERO

Podemos reclama mejoras en el entorno del CEIP ‘Carlos de Lecea’

Las dudas sobre la seguridad de los alumnos en el horario de entrada y salida del CEIP ‘Carlos de Lecea’ ha llevado a Podemos a elevar un ruego al equipo de Gobierno para que lleve a cabo actuaciones en el entorno que eviten cualquier tipo de riesgo, centradas expresamente en la zona de aparcamiento a la entrada del centro educativo.

En una nota de prensa, el portavoz de la formación morada Guillermo San Juan, recuerda que a finales del año 2019, el pleno del ayuntamiento de Segovia aprobó varias propuestas de Podemos que recogían, por un lado, la necesidad de actuar en las calles y zonas aledañas a los centros educativos para pacificar el tráfico y garantizar que estas zonas son entornos escolares seguros y, por otro lado, una serie de actuaciones pendientes en el barrio de Santa Teresa – Puente de Hierro, poniendo especial atención al entorno del CEIP Carlos de Lecea.

Concretamente, San Juan señaló la necesidad de transformar las plazas de aparcamiento de la entrada del colegio en acera para evitar posibles accidentes y ganar visibilidad y espacio para las familias que esperan en esta zona, cuestión que no afectaría especialmente al número de plazas disponibles porque se han aumentado considerablemente con el nuevo parking en la nueva zona deportiva, a propuesta también de la formación morada.

Además de esto, San Juan reclamó también que se instale una barandilla o elemento vegetal que diferencie este espacio del tránsito de vehículos, y que se priorice el paso de peatones en la intersección de calles que da acceso al centro.

Para la formación morada, estos compromisos pendientes van en la línea de las actuaciones que ya se están haciendo en muchas otras ciudades, también con la Agenda 2030 y en avanzar en la seguridad de los más pequeños, “Es momento de que el equipo de Martín cumpla con sus compromisos, porque Segovia y nuestros barrios no se pueden quedar atrás”, finalizaba San Juan.

Miguel Merino: “Somos el primer valedor de un entorno que estaba olvidado”

El concejal de Obras Miguel Merino recogió el guante lanzado desde Podemos para asegurar que el equipo de Gobierno “ha sido el principal valedor de un entorno olvidado”, y recordó el esfuerzo realizado para acondicionar el entorno del colegio, con especial interés en la intervención realizada en el talud tras el colegio, donde el Ayuntamiento “cogió el toro por los cuernos con la ejecución subsidiaria de las obras”.

“No podemos olvidar como estaba el entorno antes de las obras y las polémicas sobre las competencias, y hemos realizado la elaborando el proyecto para de las zonas de aparcamiento y las pistas deportivas, y ahora estamos revisando el proyecto que da continuidad al valle de tejadilla, con otros 500.000 euros y que los técnicos de la concejalía están revisando para su licitación lo antes posible, por tanto, más interesados que nosotros no está ni el señor San Juan ni nadie, a excepción de los propios vecinos de la zona que son los que han aguantado el deterioro de este entorno durante años”.