Hospital General Coronavirus 1
Varias personas pasan por delante de la Unidad de Urgencias del Hospital General. / KAMARERO

La epidemiología matemática no falla. Dos semanas después de que comenzara la quinta ola de la pandemia en Segovia, se reflejan los datos en ingresos hospitalarios.
De este modo, desde el pasado sábado 17 han entrado en el Hospital General de Segovia ocho personas. La semana había comenzado con un nuevo ingreso el lunes, y ayer martes se notificaron cuatro más.

Todas las personas que han ido al centro sanitario se encuentran en planta por el momento. Mientras tanto, otras cuatro continúan desde hace varias semanas siendo tratadas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Esta quinta ola de la pandemia se dio por iniciada a comienzos de mes, con el aumento vertiginoso de los contagios. Se produjeron a raíz del final de los cursos escolares (que conllevó vacaciones en muchos casos), y la relajación de las medidas, como la retirada de la mascarilla obligatoria en la calle. Desde entonces, los contagios no han parado de crecer. En Segovia el aumento no está siendo tan acusado como en otras provincias del entorno, pero también es preocupante.

Sanidad notificó ayer martes 84 nuevos contagios, cifra que representa el segundo dato más elevado de los últimos tres meses. Es cierto que los martes se nota siempre un aumento sobre los lunes debido al efecto ‘fin de semana’ por disminuir las pruebas realizadas, pero la cifra supera también las de los últimos martes: 25 más que la semana anterior (59) y 48 más que hace dos semanas (36).

cuadro
cuadro

Pese a que la incidencia acumulada comienza a dar signos de ralentización y el índice de reproducción se coloca por debajo de uno, la irrupción de la ‘quinta ola’ presenta una velocidad de contagio “muy elevada”, según ha manifestado en rueda de prensa la consejera de Sanidad, Verónica Casado. Ella pone en el centro de la diana a los grupos de edad más jóvenes, en los que el contacto social es mayor.

El problema radica ahora en que los efectos de los contagios comienzan a notarse en la presión hospitalaria, algo que hasta ahora no se había producido en esta quinta ola.
Afortunadamente, hace ya más de un mes que no se registra ningún fallecimiento en el Hospital. Pero el aumento de los ingresos suele conllevar también el cambio en esa tendencia.

Por todo ello y ante el incremento de contagios que se vienen produciendo en las últimas semanas, desde la Consejería de Sanidad se han puesto en marcha nuevas medidas tendentes a tratar de frenar la escalada de contagios. Ayer martes entraron en vigor dichas medidas aprobadas en Consejo de Gobierno.

Las limitaciones en los horarios nocturnos de la hostelería y en las piscinas públicas, la reducción de aforos, o el cierre de los parques son algunas de las restricciones nuevas en vigor añadidas a las que ya había. Durante los próximos 14 días permanecerá cerrado el interior de discotecas y salas de fiestas. Además, se prohíbe el consumo en barra o de pie en los establecimientos hosteleros, que restringen el aforo al 75% con un máximo de diez personas por mesa, y adelantan el cierre media hora, a la 1.30 de la madrugada.

En lo que respecta a la incidencia en siete días, en la provincia de Segovia se vuelve a superar la cifra de 300 casos por 100.000 habitantes (301), mientras que en 14 días crece 30 puntos y roza ya los 600 casos (591 casos frente a los 561 del día anterior).

Por municipios, Navalmanzano (1.432), San Cristóbal de Segovia (1.331) y Valverde del Majano (986) concentran las incidencias en 14 días más elevadas. En Segovia capital sube a 837.

En términos generales, desde el inicio de la pandemia, la provincia de Segovia ha registrado 18.836 casos acumulados de la enfermedad, de los que 17.881 han recibido confirmación mediante pruebas diagnósticas de infección activa. Asimismo, 371 personas han perdido la vida en el Hospital.