La extracción de la resina es un aprovechamiento forestal en el que los resineros desarrollan durante unos nueve meses múltiples labores sobre los pinos. /KAMARERO

La Diputación de Segovia se posiciona al lado del sector resinero, para el que reclama un proyecto innovador y de futuro, que permita su consolidación en una de las provincias con mayor presencia de esta industria, si se tiene en cuenta que de las siete fábricas destiladoras que permanecen activas en España, cinco se encuentran en Segovia (Coca, Cuéllar, Navas de Oro, Lastras de Cuéllar y Zarzuela del Pinar). La corporación provincial aprobó ayer por unanimidad en pleno una moción consensuada por los tres grupos políticos con representación en la Diputación (PP, PSOE y Ciudadanos) por la que instan a la Junta de Castilla y León y al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico a que dentro de las propuestas que se realicen para el Fondo de Recuperación, Transformación y Resiliencia europeo, tengan en cuenta una iniciativa particular, innovadora, de consolidación y de futuro para el sector resinero, contando con la opinión de propietarios forestales, resineros e industria.

La provincia de Segovia es, sin duda, líder en España y referente

Hay que tener en cuenta que la provincia de Segovia es, sin duda, líder en España y referente en cuanto al número de pinos y a la producción de resina. Aglutina entre empleos directos e indirectos más de 700 puestos de trabajo, en el medio rural, en las zonas forestales muy golpeadas por la lacra de la despoblación. En los últimos diez años ha multiplicado su producción y el número de puestos creados, pero requiere una atención especial para su mantenimiento. Para Segovia es un sector estratégico y en los últimos meses está pasando momentos delicados por la pérdida de rentabilidad debida a la merma del precio internacional del precio de la resina. La presidenta de la Asociación Nacional de Resineros, la segoviana Paqui Jurado, explicaba a esta Redacción hace unas semanas que los precios han bajado hasta un 20%. Mientras que el precio del kilo de miera oscilaba en anteriores campañas entre 1,5 y 1,7 euros, este año no pasa de 0,90 euros.

Ante la difícil situación que atraviesa el sector resinero debido a la bajada del precio y a la incertidumbre marcada por los efectos de la Covid-19, la corporación provincial dio ayer una respuesta al sector, en el sentido de que trabajará para conseguir el apoyo de las administraciones competentes y lograr la continuidad, e incluso aumentar, la actividad de la explotación resinera.

Cabe recordar que este sector ha conseguido grandes consensos políticos, que además han partido siempre desde la provincia de Segovia. Ejemplos como la aprobación de una proposición no de ley el 17 de junio de 2019, en las Cortes de Castilla y León, en el pleno de la Diputación Provincial el 30 de julio de 2010, o en julio de 2013 la Comunidad de Villa y Tierra de Coca y la Diputación de Segovia cuando aprobaron sendas mociones conjuntas del PSOE y PP apoyando al sector y pidiendo medidas de formación, empleo para los resineros en épocas de falta de actividad resinera, aclaración de la tributación de la actividad resinera, etc.

“Se debe conseguir una apuesta firme de las administraciones públicas”

El futuro del sector resinero necesita continuidad por motivos sociales, ambientales, económicos y culturales y, especialmente, porque no hay mejor retén de incendios que una cuadrilla de resineros en actividad. Se debe conseguir una apuesta firme de las administraciones públicas, y ahora con la llegada de los fondos europeos de reconstrucción se abre una puerta interesante para poder conseguir este impulso. Cumple los requisitos claves exigidos en la aplicación de dichos fondos, ya que es una inversión verde, va en la línea de la transición ecológica, lucha contra la despoblación, puede contribuir a la igualdad de género y camina por la cohesión social y territorial”, se expone en la moción aprobada por unanimidad.