Se pide una mayor capacidad de regulación de los ríos, en este caso, del Cega. /E.A.
Se pide una mayor capacidad de regulación de los ríos, en este caso, del Cega. /E.A.

La Diputación de Segovia se ha sumado al resto de instituciones provinciales de Castilla y León (salvo León), la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, las cuatro organizaciones agrarias con representación en la Comunidad, la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León y la Asociación de Comunidades de Regantes de la Cuenca del Duero, que han presentado alegaciones al proyecto del Plan Hidrológico del Duero para 2022-2027 planteado por la Confederación Hidrográfica. Las peticiones tienen como objetivo “un uso sostenible, racional y equilibrado del agua para el regadío”. En este sentido, reclaman una mayor capacidad de regulación de los ríos de la Comunidad, y en concreto, en la provincia de Segovia, del río Cega, a través de una presa en Lastras de Cuéllar. El consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, ha lamentado en varias ocasiones “que el proyecto actual del Plan Hidrológico no contemple más regulaciones y superficie de regadío” y ha afirmado que “este borrador no responde a las necesidades reales del campo de Castilla y León”. El Plan Hidrológico del Duero, que se encuentra en periodo de alegaciones, incluye un leve ajuste de los caudales ecológicos mínimos en ríos de la cuenca del Duero. También programa la creación de bandas de protección de masas de agua superficial para que no se vean afectadas por aportes de la agricultura o la ganadería.

Se demanda ejecutar de forma urgente, además de las actuaciones ya contempladas en el Plan, actuaciones para mejora de aguas subterráneas

Ante ese proyecto, las entidades provinciales plantean la falta de perspectiva de reto demográfico del borrador. Además, manifiestan que tampoco presenta un equilibrio entre objetivos sociales y económicos con criterios eminentemente ambientales, “lo cual perjudica la actividad agraria y el desarrollo de regadíos en Castilla y León”. Por ello, se demanda ejecutar de forma urgente, además de las actuaciones ya contempladas en el Plan, actuaciones para mejora de aguas subterráneas, en Segovia en concreto, en Lastras de Cuéllar. El consejero de Agricultura considera fundamental esta infraestructura que, según ha manifestado “figuraba en el Esquema Provisional de Temas Importantes de esta planificación, y ha desaparecido”. En opinión de la Consejería, la futura presa de Lastras de Cuéllar sería esencial para garantizar los regadíos en la zona del Carracillo y en otras zonas de Valladolid.

En cuanto al uso sostenible de las aguas subterráneas, sobre la propuesta de mantener la consideración existente hasta la fecha respecto a las zonas con limitaciones específicas, las diputaciones y la Consejería alegan que “debe desaparecer la consideración de zona no autorizada en los municipios en los que no se ha llegado al índice de explotación marcado”. Creen que la aplicación de restricciones cuando los índices de explotación superan 0,75, supone suficiente resguardo y garantía para conseguir la recuperación en estas zonas de las masas. “Por ello, no se considera justificado aplicar a mayores, las restricciones en los municipios donde no se haya llegado a estos índices de explotación como si fueran zonas no autorizadas”, exponen.

Las propuestas de modificación que se presentan buscan conseguir “un equilibrio entre la mejora cuantitativa de las cuatro masas de agua indicadas en el Plan con problemas cuantitativos”. Se trata de: Los Arenales y Tierra de Pinares (Valladolid, Segovia y Ávila), Los Arenales-Tierras de Medina y La Moraña (Valladolid, Salamanca, Ávila, Segovia y Zamora), Tordesillas-Toro (Valladolid y Zamora) y Los Arenales y Tierra del Vino (Salamanca y Zamora).

Es común la oposición a la prohibición total de conceder derechos concesionales para ganadería y regadíos en zonas vulnerables

Por otro lado, es común la oposición a la prohibición total de conceder derechos concesionales para ganadería y regadíos en zonas vulnerables en mal estado químico o riesgo de estarlo. Se aboga por exigir el cumplimiento de una serie de prácticas en estas actividades que no incrementen los excesos de nitrógeno. Y se propone adoptar medidas como: impulso tecnológico, impulsar la formación e información sobre uso de herramientas para el uso adecuado de la fertilización e implantar en las zonas modernizadas redes de control de la contaminación difusa.

CHD

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha valorado la “alta” participación en el proceso de información pública del nuevo Plan Hidrológico. El organismo ha destacado la elevada colaboración de todos los agentes, colectivos y particulares “que han realizado un importante esfuerzo en aportar y debatir sus criterios con el resto de participantes, enriqueciendo con ello la visión múltiple que constituye una de las señas de identidad del mundo del agua. En el trabajo realizado durante estos meses, el organismo ha destacado que para la organización de las sesiones telemáticas se invitaron a más de 800 personas, cubriendo con ello todo el espectro de posibles interesados.

Una vez finalizado el plazo de presentación de propuestas, observaciones y sugerencias, serán analizadas por el organismo de cuenca, incorporando las que sean necesarias a la versión consolidada del Plan Hidrológico. Se elaborará además un informe en el que se dará cuenta de cómo se ha tratado cada una de las alegaciones. Dicho informe también formará parte del futuro Plan.

La versión consolidada del Plan Hidrológico se someterá a informe del Consejo del Agua de la demarcación y a la conformidad del Comité de Autoridades Competentes

Posteriormente, la versión consolidada del Plan Hidrológico se someterá a informe del Consejo del Agua de la demarcación y a la conformidad del Comité de Autoridades Competentes. Todo ello, antes de remitir la propuesta de proyecto del Plan Hidrológico al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) para que, en su caso, la eleve al Gobierno para su aprobación.

Desde la CHD consideran que el borrador de este Plan “afronta con decisión” el cambio climático y destaca entre sus objetivos la recuperación ambiental de las masas de agua y la reducción de la contaminación, en la línea del Pacto Verde Europeo en equilibrio con la satisfacción de las demandas para los distintos usos.

Cabezuela y Veganzones defienden el azud de ‘Puente Mesa’