9 1nerea web 1
Acceso a Segovia en el polígono Acueducto, por donde llegan a la ciudad los procedentes de Madrid. / Nerea Llorente

La provincia de Segovia, y especialmente la zona de Boceguillas, se convirtió en el tercer destino preferente de los residentes en la Comunidad de Madrid el pasado verano, según un estudio de movilidad de la población a partir de datos de telefonía móvil hecho público por el Instituto Nacional de Estadística (INE) esta semana.

El estudio refleja el éxodo veraniego en las grandes ciudades y, tomando como referencia áreas con más de 10.000 habitantes, el 15 de agosto pasado se localizó menos del 25% de la población residente en algunas zonas de Asturias, Guipuzcoa, Murcia y Zaragoza, además de las provincias de Madrid y Barcelona.

Los principales destinos de las personas con origen en la Comunidad de Madrid se situaron en la costa gaditana (Chiclana), en la levantina (Gandía, Dénia y Oropesa del Mar) y en la provincia de Segovia, principalmente Boceguillas y alojamientos del entorno. Según la geolocalización móvil, la cifra de madrileños que se encontraban en esta zona de la provincia el 15 de agosto de 2021 fue de 6.494, frente a los 3.252 del mismo día de 2020 y superando los 6.014 del día festivo de la Virgen de la Asunción en 2019.

Esa misma fecha de este año, Chiclana de la Frontera (Cádiz) registró la presencia de 8.342 madrileños, el distrito 4 de Gandía (Valencia), 7.849; Dénia (Alicante), 7.542 y Oropesa del Mar (Castellón), 5.658.

Aumento de población

El estudio del INE indica que en ese mismo día del pasado mes de agosto la población residente en Segovia aumentó un 25%, el séptimo mayor incremento del conjunto de provincias españolas después de Ávila (49,83%), Soria (39,65%), Teruel (35,61%), Cuenca (32,92%), Huesca (31,05%) y Zamora (30,60%).

Por ciudades de más de 50.000 habitantes, sin embargo, la capital segoviana se encuentra entre las que sufrieron un éxodo el 15 de agosto, del 29,17%, siendo superior al 85% en el distrito 6, que se corresponde con el barrio de La Albuera. En Ávila solo se fue el 7% de los residentes.

En cuanto al resto de la provincia, Boceguillas y otros municipios de su entorno experimentaron un crecimiento del 313,15%, seguido de Olombrada (205%), Riaza (118), Cantimpalos (94%), Nava de la Asunción (78%), Navalmanzano (72%), Hontanares de Eresma (66%), Villacastín (55,4%), El Espinar (49,7%), Coca (35,6%), Navas de Oro (31,4%) o Cantalejo (28,7%).

En distrito 4 de la capital también aumentó la población en torno a un 20%, al igual que en Carbonero el Mayor, mientras que el Real Sitio fue algo superior al 8% y descendió en zonas del alfoz como Palazuelos, La Lastrilla y San Cristóbal y prácticamente no experimentó variaciones en Cuéllar.

En tres localidades madrileñas: Rivas-Maviamadrid, Coslada y Fuenlabrada, la mitad o más de su población se encontraba ese día fuera de su municipio.

Destinos de los segovianos

Los datos de la telefonía móvil indican que ese día había segovianos en todas las provincias españolas; no así en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Sobresalen, sin embargo, los 1.363 que estaban en Alicante, 1.186 en Ávila, 1.114 en Burgos, 4.264 en Madrid, 1.315 en Asturias, 1.310 en Cantabria, 1.629 en Valladolid, 705 en Valencia, 624 en Málaga y 613 en Pontevedra, 586 en A Coruña, 541 en León y 460 en Cádiz.

Colaboración de las operadoras

Los resultados del estudio dado a conocer por el INE esta semana provienen del análisis de la posición de más del 80% de los teléfonos móviles en toda España, que ha sido elaborado con la colaboración de los tres principales operadores de telefonía: Orange, Telefónica y Vodafone.

Solo recoge el posicionamiento de los móviles de marcación nacional, por lo que estas cifras no tienen en cuenta a los turistas internacionales. Se da la circunstancia de que el descenso notable de visitantes extranjeros como consecuencia de la pandemia de covid-19 permite en esta ocasión aproximar bastante el resultado de este trabajo estadístico a la realidad.

El éxodo veraniego es común en las grandes ciudades pero también, en mayor o menor medida, en las capitales de provincia a excepción de Cádiz, ya que todas registraron una caída neta de la población el 15 de agosto pasado.