04-1kama_Ayuntamiento-PP-RP-Azucena-Suarez-Dario-Reques_KAM7552
Los concejales populares Darío Reques y Azucena Suárez presentaron su propuesta para las Ordenanzas Fiscales. / KAMARERO
Publicidad

El pleno del Ayuntamiento de Segovia debatirá este viernes la propuesta de Ordenanzas Fiscales realizada por el equipo de Gobierno socialista para el año 2019. En principio saldrá adelante tal y como se presente, ya que, según denunciaron esta mañana desde el Grupo Municipal Popular, las propuestas realizadas desde la oposición en la comisión del área el pasado lunes fueron rechazadas.

Azucena Suárez y Darío Reques fueron los encargados de presentar su propuesta para las Ordenanzas Fiscales de 2019 y lamentaron que no hubieran sido tenidas en cuenta por el equipo de Gobierno, ya que supondrían un desahogo para los segovianos, “asfixiados por los impuestos”, dijo Suárez. Además, consideran que no se han estudiado porque “el concejal del área [José Bayón] se va la semana que viene del Ayuntamiento y no quiere dejar la propuesta encima de la mesa”, así que se ha argumentado que no había tiempo para analizar la propuesta, lamentó Reques.

AZUCENA SUÁREZ: «Cada segoviano pagará este año 815 euros en concepto de impuestos y tasas municipales»

Sin embargo, desde el PP creen que “hay margen para la bajada de impuestos” y consideran necesario introducir modificaciones en las Ordenanzas Fiscales del próximo ejercicio, explicó Suárez.

Así, según la propuesta del Grupo Municipal Popular, se podría reducir el tipo de gravamen del Impuesto de los Bienes Inmuebles (IBI) desde el actual 0,4813 por ciento al 0,45 por ciento; “lo que sumado al aumento de la bonificación de los recibos domiciliados desde el actual 3,5% sobre la cuota líquida al 4,5%, supondría un 6% de rebaja fiscal en este impuesto” para los ciudadanos, según explicó Reques, y esto sería “un coste perfectamente asumible por el Ayuntamiento de Segovia”.

También en relación al IBI, el GMP proponía establecer una bonificación del 30 por ciento en los recibos del IBI urbano de los inmuebles ubicados en los barrios incorporados y en la entidad local menor de Revenga.

El segundo punto tratado por los populares está relacionado con la tasa del agua, un servicio que “está aportando un superávit al Ayuntamiento y esto no es posible según la Ley de Haciendas Locales, así que debería ajustarse”, aseguró el concejal popular. Por ello, proponían la creación de un nuevo intervalo en las tarifas de consumo doméstico entre 51 y 90 metros cúbicos cuatrimestrales, el tramo que afecta a la mayor parte de las familias y que el Gobierno socialista elevó considerablemente en el año 2015 con el famoso ‘tasazo’, recordó Reques. Con la propuesta popular, pasaría a facturarse a 0,85 euros por metro cúbico; y además proponían también realizar una bonificación del 5 por ciento por la domiciliación de los recibos, que actualmente no existe.

En cuanto a la tasa de basuras, la sugerencia es también bonificar la domiciliación con el 5 por ciento; y rebajar la tarifa un 20 por ciento a los hoteles y establecimientos residenciales de 25 o menos plazas y a los restaurantes de 50 o menos plazas.

Por último, el PP proponía reducir el tipo del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) del actual 4 por ciento al 3,5% y congelar el cuadro de módulos de valoración para las obras que no requieran proyecto técnico.

ALTA PRESIÓN FISCAL Los concejales del principal grupo de la oposición criticaron que “la presión fiscal en Segovia no ha hecho más que aumentar desde que el Gobierno socialista llegó al Ayuntamiento (…) De los casi 20 millones de euros que se recaudaron en el año 2013 se va a pasar a más de 40 millones de euros en 2019, lo que supone un incremento de más del cien por cien en todo este periodo”, dijo Suárez.

Así, “cada segoviano pagará este año 815 euros en concepto de impuestos y tasas municipales, un 36 por ciento más que la media de los ayuntamientos de Castilla y León y un 22 por ciento más que la media de los ayuntamientos del país”, añadió.

“Los socialistas en el Ayuntamiento nos han situado en el puesto número 2 a nivel nacional en el conjunto de las capitales de provincia por pagos de tasas por habitante y en el puesto número ocho del ranking nacional por ingresos de IBI; en ambos casos estamos dentro de las diez capitales más caras de España. Estos datos demuestran que seguir con el PSOE en el Ayuntamiento es estar en el top ten del ranking de presión fiscal”, afirmó la viceportavoz del GMP.