Juan Antonio Corbalán posa junto a la alcaldesa y otras autoridades políticas y académicas. / NEREA LLORENTE
Publicidad

El centro asociado de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED de Segovia) ha iniciado el curso 2019/2020 con nuevos proyectos de mejora de la atención tutorial a sus alumnos así como de ampliación de su actividad cultural y académica, y a la vez con la seguridad de que tras décadas de actividad su modelo de enseñanza sigue respondiendo a las necesidades de la sociedad.

En el acto de inauguración del curso, el director del centro asociado de Segovia, Víctor González Sánchez, manifestó que los valores, la presencia y la metodología de la UNED cobran aún más vigencia “en un tiempo que en el que el concepto de ‘la España vaciada’ tiene cada vez mayor relevancia en la conciencia de la sociedad y en los medios de comunicación”. Y remarcó que esta institución cumplirá “pronto cinco décadas contribuyendo al acceso de toda la población española, también la segoviana, incluso fuera de nuestras fronteras, a la Universidad pública de calidad”.

Víctor González Sánchez intervino en el salón de plenos de la Diputación Provincial donde se dieron cita las autoridades segovianas y los alumnos y profesores del centro. La ceremonia contó con la asistencia del vicerrector de Formación Permanente para el Desempeño Profesional y Desarrollo Social, Mario Pena Garrido, y del exdeportista y director de la Unidad de Salud Deportiva de Vithas Internacional, Juan Antonio Corbalán, quien pronunció la lección inaugural.

González Sánchez agradeció al vicerrector Mario Pena su implicación en un proyecto para la enseñanza de español en Segovia que “estoy seguro vamos a culminar” y ensalzó el apoyo constante que brindan la Diputación y el Ayuntamiento de Segovia. Junto a la Universidad, estas dos instituciones que conforman el patronato universitario del centro asociado, “hacen posible —señaló el director— que cada curso cientos de segovianos tenga la posibilidad de acceder a una enseñanza superior de calidad, cercana y flexible como es la de la UNED”.

El curso pasado, un total de 567 estudiantes siguieron enseñanzas regladas, el número de tutorías se elevó a 829 y se efectuaron 1.104 exámenes presenciales. Además “varios centenares” de personas participaron en las actividades de Extensión Universitaria y Cultura, según detalló el secretario del centro, Enrique Gallego al dar lectura a la memoria académica del curso 2018/2019.

“Nuestros estudiantes son una muestra de que en la UNED no hay distancias insalvables y nos adaptamos a las necesidades de cada uno”, señaló el director del centro de Segovia, apostillando que el perfil de alumno en esta universidad es “rico y diverso”. Atiende a estudiantes con necesidades especiales o discapacidad, estudiantes que compaginan el trabajo con los estudios, los que estudian por el puro placer de aprender o para mejorar y adquirir nuevos conocimientos, o personas que no pudieron acceder a la Universidad en su momento. “Somos cada vez más la primera opción de muchos jóvenes que desean llevar a cabo sus estudios universitarios de acuerdo a la metodología flexible de la UNED; una metodología que hace que nuestros estudiantes se caractericen por ser responsables, por tener capacidad de trabajo y por saber organizar su tiempo”, subrayó Víctor González.

El periodo de matrícula sigue abierto en el centro de Segovia que ofrece el catálogo completo de grados que tiene la Universidad, así como realizar prácticas o ser estudiante Erasmus.