Ignacio Avial deja también el partido / KAMARERO
Publicidad

La Asamblea General de Ciudadanos que puso a Inés Arrimadas al frente de un partido lacerado por los malos resultados en las últimas elecciones generales no ha causado el efecto balsámico previsto por la actual dirección para curar las heridas internas  de la debacle electoral, al menos por lo que respecta a la provincia de Segovia. En las últimas horas, cerca de una decena de militantes han solicitado la baja en el partido, encabezados por la concejala de la formación naranja en el Ayuntamiento de La Lastrilla Isabel González, que lideró el pasado año la candidatura a la alcaldía del pueblo.

En un comunicado de prensa difundido por la edil en el digital Acueducto2, señala que la baja solicitada obedece a la frustración por la “perdida de valores internos que en su día vine buscando en Ciudadanos”, así como por su malestar por la gestión de la actual directiva provincial, a la que acusa de “un ejercicio continuado de nepotismo oscurantista, en el que el control de todos los resortes del partido está en mano de unos pocos que, dejando a un lado la militancia se reparten los cargos”.

González señala que esta decisión se suma a la de otros diez militantes que abandonan el partido, y precisa que “hemos aguantado hasta la quinta asamblea con la esperanza de  que se produjese el cambio que llevase a Ciudadanos al papel regenerador que buscamos, pero el resultado de la asamblea ha sido, sin embargo, de total continuidad, con las mismas personas y políticos. Y ello es muy grave, especialmente teniendo en cuenta el descontento existente en Segovia, que tiene su paralelo a nivel regional”.

Entre los militantes que dejan el partido  destaca la figura de Ignacio Avial, uno de los veteranos del partido en la provincia, que integró la primera lista electoral a las municipales de Ciudadanos para el Ayuntamiento de Segovia en 2015, así como la del Congreso de los Diputados en las Generales de 2016.

En un comunicado remitido a esta redacción,  Avial señala al coordinador provincial de la formación Alfonso Martín y a la diputada provincial y concejala del Ayuntamiento de Segovia Noemí Otero como responsables de su decisión, al que suma a Víctor Alvarado para  señalar que todos ellos “han minado cualquier intento y finalmente impedido que mucha gente ilusionada, entre los que yo me encontraba y que veníamos con ganas de trabajar y con espíritu de servicio público, pudiéramos cambiar algo las cosas”.

Avial asegura que estas personas “han sabido mantener el control gracias a pequeñas mayorías imprescindibles o las abstenciones necesarias para lograr sus objetivos en asambleas generales, en juntas de gobierno y en cargos de relevancia”.

“El resultado ha sido una insana acaparación de cargos y salarios en el partido, cuestión que se ha logrado en mi opinión a través de mentiras, ocultaciones, tejemanejes, intrigas y tras favorecer en nombramientos a cambio de apoyos”, asegura el exmilitante.