Fachada del antiguo Hospital Policlínico de Segovia. / Kamarero
Publicidad

La Plataforma en Defensa del Hospital Policlínico ha recibido con sorpresa las declaraciones de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en su visita del pasado lunes a Segovia, en la que manifestó: “Tenemos que cerrar este tema del Policlínico porque es un edificio que no es nuestro y que no vamos a reabrir”.

Para la Plataforma, estas palabras representan un “mal comienzo” porque “basarse como argumento estrella en que el edificio no es suyo es algo que puede considerarse una metedura de pata, ya que el tema de la propiedad del edificio es algo largamente trabajado y solucionado”. La organización defiende que el edificio es “patrimonio del Estado sin cargas, tutelado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, que está deseando que alguien se lo pida para poder dejar de tener la responsabilidad de su mantenimiento”. “Este asunto no decimos que pueda solucionarse con una llamada de teléfono, pero casi; un simple escrito formal dirigido al Oficial Mayor del Ministerio daría paso a que la Junta de Castilla y León consiguiera la propiedad del inmueble”, argumenta el grupo.

El descontento de la Plataforma no se circunscribe solo a la postura de la consejera, ya que consideran que el gerente de Sacyl, Manuel Mitadiel –que acompañó a Casado en su visita–, “tampoco parece hilar muy fino” cuando declara que “vamos a hablar de todo lo que sea necesario para otros dispositivos asistenciales”. “¿Se trata de dispositivos asistenciales sanitarios o de otro tipo? –se pregunta la Plataforma– Porque cuando hablamos de dispositivos sanitarios hablamos de camas y otras diversas unidades hospitalarias que evidentemente faltan en Segovia. Si sugiere dispositivos asistenciales de otro tipo tiene que saber que el Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia, recientemente aprobado, dice que el Policlínico solo se puede dedicar a usos sanitarios y hospitalarios y, por otra parte, esos posibles dispositivos asistenciales ni siquiera serían competencia de su Consejería, y sobra que hable de ellos”, critican.

“Es peor aún cuando el Gerente afirma que este problema hay que verlo desde el punto de vista médico, no político, y que le ‘habían hecho ver’ lo contraproducente de la reapertura. Probablemente los que se lo han hecho ver son las mismas personas que conformaban el equipo del anterior consejero que, en un ejercicio de despotismo, no tuvo a bien recibir a la Plataforma en Defensa del Hospital Policlínico en ocho años de mando. Esta Plataforma lleva quince años defendiendo este tema con actuaciones y documentos muy serios, y es ahora cuando estamos pidiendo apoyo a nuestros representantes, que tienen la obligación de defender los intereses de los segovianos en igualdad a los del resto de la Comunidad”, recuerdan.

La Plataforma se muestra, además, dispuesta a detallar las injusticias cometidas en materia sanitaria con Segovia “si tanto la consejera como el gerente quieren saber un poco de la historia sanitaria del Policlínico de cara la reunión que les solicitaremos y que esperamos que nos concedan”.

“Es cada vez más evidente que hay potentes intereses ocultos en torno a este edificio, porque de otro modo la consejera, que como quien dice lleva dos días en el cargo, no se habría atrevido a descartar tan rápidamente y de manera tan tajante el trabajo de quince años de esta plataforma, el compromiso de su propia formación política y la evidencia de los agravios comparativos con otras provincias. Y todo ello esgrimiendo unos argumentos absolutamente peregrinos”, lamentan desde el grupo en defensa de la reapetura del centro