Perfumerias Douglas Concentracion Huelga ERE KAM4263
Concentración de la plantilla que Douglas tiene en sus cuatro perfumerías de Segovia, ayer al mediodía en la calle de José Zorrilla. / Kamarero

El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) abierto por la cadena de perfumerías Douglas llega hoy viernes a una fecha crítica en el proceso de negociación abierto con los representantes de los trabajadores y los sindicatos CCOO, UGT y USO advierten que el acuerdo está lejos. Precisamente, la plantilla de las cuatro tiendas que esta multinacional tiene en la capital segoviana protagonizó la segunda jornada de paro, tras la realizada el viernes pasado, con una serie de movilizaciones cuyo objetivo era la defensa de sus derechos pero también de un modelo de negocio, de comercio de proximidad, cuya supervivencia está amenazada por la apuesta de Douglas de venta online.

Como se recordará, el ERE planteado en toda Europa afecta en España a cerca de 600 trabajadores —8 de dos de las cuatro tiendas de Segovia—, según el planteamiento que la cadena alemana hizo el pasado mes de febrero. La plantilla de los cuatro establecimientos de Douglas en la capital se ha unido para defender primero los puestos de trabajo y, como alternativa si la empresa no da su brazo a torcer, la mejora de las condiciones del ERE, especialmente la cuantía de la indemnización por despido.

Al mediodía comenzó una concentración a la puerta de la perfumería de la calle de José Zorrilla, con 35 años de historia aunque inicialmente con otra empresa. Un cartel de grandes dimensiones informaba en su puerta de que las trabajadoras y trabajadores de Douglas luchan por mantener “una tienda que es mucho más que una perfumería, porque podemos ser psicólog@s, un hombro donde llorar, con quien compartir alegrías, maquillador@s, estilist@s, peluquer@s…”.

Admiten que internet, las ventas online, son una gran competencia pero se preguntan “¿puede el ratón dar a oler un perfume o a probar una sombra de ojos? Sí, esto parece absurdo. Ayúdanos comprando en el comercio local”.

Las trabajadoras de este establecimientos, mientras esperaban la llegada del resto para participar después en una marcha hasta la perfumería de la Calle Real (en la calle de Juan Bravo), explicaron que han demostrado que son buenas profesionales, que la tienda da beneficios, está en positivo, que no han dejado de vender y han dado ejemplo de lo que valen “pero vemos que les da igual”.

“No ha justificado con documentación el ERE, con muchas tiendas en positivo”

Para Douglas, explican, son números en un tablero en el que poco importa la experiencia —en varios casos 20 años o más—, la calidad en el trato con el cliente, el arraigo en el barrio, la tipología de la clientela, o los números de la caja registradora.

Saben que la de ayer es la última o la penúltima batalla que van a librar para mantener sus puestos de trabajo porque Douglas “no ha justificado con documentación el ERE, con muchas tiendas en positivo”. Sólo ha aceptado mantener una decena de las 103 inicialmente condenadas al cierre y, además, no se mueve de una propuesta de indemnización que la plantilla considera muy insuficiente y no tiene en cuenta la posibilidad de reubicar a las trabajadoras con experiencia.

Lo único bueno que están sacando de esta experiencia es el respaldo que reciben de sus clientes y del comercio del entorno. “La gente se ha portado y ha venido desde el minuto uno a comprar y nos dicen ‘¿qué va a ser del barrio sin vosotras?’; el apoyo ha sido increíble, es lo positivo que nos llevamos”.

Douglas y los sindicatos alcanzan un preacuerdo para reducir el ERE en 100 personas