La pensión media en la provincia de Segovia se sitúa en 1.039,5 euros a fecha de 1 de noviembre, según los publicados este viernes por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Esta cantidad supone 50,61 euros menos que la media del conjunto de Castilla y León, que está en 1.090,11 euros.

Sin embargo, en Segovia se produce una ligera subida respecto a los últimos meses, pues respecto a los datos facilitados en septiembre (1.037,61 euros) la pensión sube 1,89 euros. En la estadística del INSS, el número total de asignaciones en la provincia asciende a 34.366.

La pensión media registró una subida interanual del 5,57% en Castilla y León, situándose en 1.090,11 euros, una cantidad inferior a la media del conjunto de España, que alcanzó 1.094,02 euros, tras una subida del 5,35% respecto al mismo periodo del año precedente.

El número de pensiones en la Comunidad subió un 0,1% en la tasa interanual, hasta las 617.057. Del total, el 64,3% (397.019) corresponde a jubilación, con una pensión media que asciende a 1.250,51 euros. Por incapacidad permanente son 45.895 pensiones con las que cuenta Castilla y León, con una media de 1.033,94 euros. Por viudedad, existen 151.066 pensiones (775,17 euros de media); por orfandad, 19.1927 (473,73), y en favor de familiares, 3.885 (652,32).

Por provincias, la pensión media más alta se registra en Valladolid, con 1.208,6 euros, seguida por Burgos (1.171,7 euros), Palencia (1.118,7 euros), León (1.086,5 euros), Soria (1.042,1 euros), Segovia (1.039,5 euros), Salamanca (1.014,4 euros), Ávila (954 euros) y Zamora (922,9 euros). En cuanto al número de pensiones, León figura a la cabeza con 139.761, por delante de Valladolid (118.460), Burgos (91.403), Salamanca (81.087), Zamora (47.808), Palencia (42.818), Ávila (38.919), Segovia (34.366) y Soria (22.435).

Por comunidades, la pensión media más alta se encuentra en el País Vasco (1.356,1 euros), seguida por Asturias (1.282,7 euros) y Madrid (1.277,8 euros). También Navarra (1.256,2 euros), Aragón (1.157,2 euros), Cantabria (1.156 euros) y Cataluña (1.137,4 euros) cuentan con pensiones por encima de la media nacional, mientras que las pensiones más bajas del país se sitúan en Extremadura (912,8 euros), Galicia (934,6 euros) y Murcia (967,1 euros).

A 1 de noviembre, la nómina mensual de las prestaciones contributivas de la Seguridad Social ascendió a 10.913 millones de euros. El incremento interanual se sitúa en el 4,5% en términos homogéneos. Junto con la nómina de noviembre también se abonará la paga extraordinaria de noviembre de 2022, por un importe de 10.649 millones de euros.

Distribución según clase

Tres cuartas partes de la nómina de pensiones contributivas de noviembre ha ido a pensiones de jubilación, en concreto, el 72,5%, es decir, 7.914,2 millones de euros. A pensiones de viudedad se han destinado 1.839,2 millones de euros, mientras que la nómina de las prestaciones por incapacidad permanente asciende a 981,5 millones, la de orfandad, a 149,6 millones y las prestaciones en favor de familiares, a 28,6 millones.

De las 9.975.234 pensiones contributivas abonadas, 6.286.860 son de jubilación, 2.354.435 de viudedad, 948.664 de incapacidad permanente, 340.641 de orfandad y 44.634 en favor de familiares. El número de pensiones crece a un ritmo interanual del 0,8%, por debajo de la tasa del 1,1% de un año antes.