catedral balance economico visita guiada
El balance económico de la Catedral ha quedado mediatizado por la crisis sanitaria. / EL ADELANTADO

El ‘agujero’ económico que la pandemia ha dejado en las cuentas del Cabildo Catedral de Segovia se cifra en un 54,5 por ciento de descenso de ingresos durante 2020, con un saldo negativo de 566.474,54 euros en un balance económico donde la seo segoviana registró 1,24 millones de euros de gastos y casi 680.000 euros de ingresos.

Este dato se desprende del informe anual de ingresos y gastos que el Cabildo hizo público ayer en aras de la transparencia de la que se hace gala desde 2015, donde se vienen publicando las cifras principales de la gestión económica del año en el que se desató la crisis sanitaria.

Dentro de la partida registrada en gastos, el 38,21% (476.398,61 euros) fue destinado a salarios del personal, y el 38,40% (478.830) a conservación y restauración. A estas cifras les siguen la aportación a la Diócesis de Segovia por los ingresos obtenidos, el 6,38% (79.534,19 euros), la compensación de gastos por prestación de servicios, 6,28% (78.305), gastos de aprovisionamiento, 3,02% (37.667,90), o los gastos en suministros como la electricidad, el 1,82% (22.648,37).

La partida de 1.246.465,68 euros desembolsada por el Cabildo es completada por gastos menores entre los que se encuentran primas de seguros, tributos e impuestos, material de oficina y actividades pastorales, culturales y recreativas.

Los gastos en personal ocupan la primera posición disminuyendo la cuantía respecto al ejercicio anterior. Durante los más de 100 días de confinamiento por la pandemia, el templo mantuvo las condiciones laborales de las personas que forman el equipo humano de la Catedral sin la realización de ERTE. Tras la reapertura la Catedral en junio de 2020 ha estado abierta al segoviano y visitante de forma continuada siguiendo el horario habitual de apertura, incluyendo los meses de cierre perimetral. En 2019 el gasto de personal supuso el 34% (588.468,71).

Menos dinero

Los ingresos recaudados en 2020 por el Cabildo Catedral fueron 679.991,14 euros, menos de la mitad de lo ingresado en el ejercicio anterior (1.481.905,42) debido a los más de tres meses que estuvo cerrado el templo, las limitaciones de aforo que posteriormente se adoptaron para el desarrollo de las visitas guiadas y la abrupta caída del turismo internacional.

El 56,73% (385.736,52 euros) de los ingresos procedió de la venta de entradas, mientras que el 35,55% (241.730,83) corresponde a ingresos extraordinarios. El resto de la partida se completa, entre otros conceptos, por aportaciones varias (28.349,88), intereses de cuentas y valores (8.739,10), colectas parroquiales (6.774,89) o servicios ministeriales (3.146,92).

El número de visitantes que recibió la Catedral durante 2020 fue de 119.558, la cifra más baja de toda la serie histórica. Aunque enero y febrero obtuvieron las mejores cifras en estos dos meses desde que la Catedral abrió al turismo (con 23.164 y 27.072, respectivamente), el cierre entre el 14 de marzo y el 26 de junio, unido al posterior confinamiento perimetral de Castilla y León, repercutió en la cifra anual de visitantes.
Pese a todo lo antedicho, la Catedral sigue apostando por ampliar su oferta cultural.

Actualmente se trabaja para abrir un nuevo espacio, la Sala de Santa Catalina, convirtiendo esta antigua capilla en lugar de exposición para la rica orfebrería del templo y de las vestimentas del Infante, recientemente restauradas. Por otro lado, la inversión en digitalización y atención al visitante se ha incrementado con el objetivo de avanzar en la gestión de públicos y la experiencia antes, durante y después de la visita cultural.